Mami rebelde

 

 

Mi nombre es Mami Rebelde. Tengo 34 años y soy madre primeriza desde hace ya dos años de una pequeña dictadora que, a pesar de su carácter (de ahí el apodo), es maravillosa.

 

Cuando me convirtí en madre, me llevé una guantá con la mano abierta, que ni la ví venir, debido a la imagen idealizada que nos han vendido de la maternidad. No me sentí identificada con el estereotipo de las demás madres, para ellas todo era maravilloso e ideal, incluyendo las ojeras, las noches en vela, las estrías, los lloros incesantes, las grietas en el pecho… TODO.

 

Es por esto por lo que creé este blog, para contar mi experiencia de una manera NATURAL, AUTÉNTICA Y REALISTA, sin medias tintas ni tapujos, pero con sentido del humor, porque ya está bien de edulcorar las cosas en vez de contarlas tal y cómo son.

 

*AVISO: ABSTENERSE personas alérgicas a la sinceridad.

 

 

No te digo que será fácil, sólo te digo que merecerá la pena

 

 

 

 

 

2 comentarios en “Mami rebelde

  1. Hay gente que se agarra a las posibles complicaciones para optar por esa vía… Como en todo tratamiento médico, claro que existen riesgos (en un pequeño porcentaje) pero las posibilidades de problemas muy graves es muchísimo mayor si no se usa la vacuna! De verdad que yo no concibo la no vacunación…

    1. Yo tampoco!
      No veo ningún argumento para no vacunar! Peor tiene que haber de todo en este mundo no? Pues q no jueguen con la salud de los niños.
      Gracias por comentar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.