conciliacion laboral

Conciliación laboral…¿Qué es eso?

Unos meses antes de quedarme embarazada dejé el trabajo.

Tras ese verano, al enterarme de mi embarazo, decidí probar suerte en la reincorporación al mercado laboral. Sabía que no era el mejor momento, pero no por mí, si no por la mente obtusa de los que toman la decisión de a quién contratar y a quién no.

Realicé varias entrevistas, y según aumentaba la cantidad de las que realizaba, mi motivación por encontrar trabajo iba disminuyendo proporcionalmente. Me preparaba las entrevistas para NADA, ya que en el momento en el que se percataban de mi tripa empezaba a notar cierto desinterés en mi experiencia laboral así como se incrementaba un gran interés en cómo cuidaría de mi bebé. Ya empecé a intuir que la conciliación laboral iba a ser complicada.

Ya ha pasado un año desde que nació mi hija y me encuentro en la misma situación. Es cierto que he aprovechado para completar mi formación, pero sé que cuando vuelvan las entrevistas empezarán esas preguntas incómodas tales como… ¿Por qué has estado esos meses sin trabajar?, ¿Piensas llevar a tu hij@ a una guardería?, ¿Cuál es tu idea del horario laboral?, ¿Piensas tener más hijos?… En esos momentos me dan ganas de decir…

¿¡¡Y A TI QUÉ COJONES TE IMPORTA!!?

¿De dónde creéis que habéis venido vosotros? de una MADRE (aunque creo que alguno salió de una caverna), y no por teneros se quedaron sin derecho a trabajar y a desarrollarse profesionalmente de igual manera que los padres. Y si lo hicieron sería por la época en la que vivían.

marcado laboral

Pero a día de hoy, si alguien decide aparcar su vida laboral debe ser POR ELECCIÓN y NO POR IMPOSICIÓN. Estoy cansada de tener que explicar mi vida personal. Yo no pregunto si tienen hijos o están casados, básicamente porque NO ME INTERESA.

Considero que por ser madre tengo más cualidades que antes como mayor organización, priorización de tareas, multitarea, paciencia infinita, enfocada al detalle, creativa (con un palo y una piedra creo un juguete en un pis pás), adaptabilidad… pero sólo se quedan en que eres madre. ¿Y QUÉ? ser madre es lo MEJOR que he podido hacer.

 

Actualmente, el permiso de maternidad en España es de 16 semanas y el de paternidad de 15 días. La baja maternal de España está entre las menores de Europa y además se encuentra muy alejada del permiso medio en la Unión Europea que es de 28 semanas.

La baja de maternidad es (hablando mal y pronto) una MIERDA. Con 4 meses es una faena tener que dejar a tu bebé en una guardería. La madre aún no está preparada y el bebé tiene una gran dependencia de su madre. Me hace gracia que luego recomienden la lactancia materna en exclusiva hasta los 6 meses. Todo son INCOHERENCIAS o trabas para las madres en cuanto a la conciliación laboral. BASTA YA.

madre trabajadora

“No permitas que nadie te haga creer que no te mereces lo que quieres

Sígueme
RSS
Facebook
Google+
Instagram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.