realidad supera la ficcion

Cuando la realidad supera la ficción

Aún recuerdo como empezó esta locura, ¡cómo para olvidarlo!

Estaba cerca de Avenida de América, iba a recoger a mi pareja que venía de viaje. Llegaba con retraso. Yo llevaba un par de días con el estómago revuelto, mareada y tenía una intuición, así que decidí hacerme la primera prueba de embarazo.

Era domingo, más bien tarde. Entré en el único bar que estaba abierto y fui al baño. Minutos después,negativo. Todo apuntaba a un virus intestinal, pero yo seguía con mi intuición.

Al día siguiente volví a hacerme otra prueba de embarazo. Negativo otra vez. Pero yo seguía obcecada, así que volví a repetir la operación ese mismo día y el resultado cambió: no era un negativo tan claro como las veces anteriores. No era ni chicha ni limoná, así que fui a una farmacia que tenía poca clientela en ese momento a que me explicaran el significado de esas malditas rayas (qué vergüenza, me sentí como un adolescente pidiendo aspirinas cuando quiere realmente preservativos). No sabían. Busqué otras dos farmacias más y tampoco tenían ni idea.

test de embarazo

Encontré por internet remedios caseros para saber si estaba embarazada o no y decidí que no perdía nada por hacer uno. Escogí el menos bizarro que encontré, que consistía en hacer pis en un vaso y meterlo en la nevera, vamos, una tontería tremenda. ¿Un vaso de pis frío iba a resolverme la duda? Obviamente no.
En ese momento mi pareja con tal de no aguantar más mis locuras ni dejarnos el sueldo en tests me llevó al médico a que me hiciera una analítica para poder zanjar el asunto.

He aquí la conversación con el médico para dignosticar mi embarazo:

Doctor: Buenas tardes, ¿qué te ocurre?
Yo: Buenas tardes, pues verá, me he hecho varios test de embarazo y en el último me sale esto.
Doctor: ¿Cómo qué se ha hecho varios? ¿Y qué le salían? ¿Cuándo se los hizo?
(En este momento llama a un loquero y me encierran, pensé)
Yo: Pues me he hecho tres, entre antes de ayer y hoy y salían negativos, menos éste que traigo.
médico
Doctor: ….. mmm…
Yo: Venía porque creo que con una muestra de sangre se puede saber si estoy embarazada y con mayor certeza que los tests.
Doctor: A ver, ¿de cuántas faltas estás?
Yo: ¿Faltas?…mmm… pues ninguna, en una semana debería tener la primera.
Doctor: Pero, entonces ¿a cuento de qué crees que estás embarazada?
Yo: Pues…mmm…¿tengo ganas de vomitar?, ¿tengo una intuición?. (Ahora sí que sí me encierran, fijo)
médico alucinando
Doctor: mmmm…
…Silencio incómodo…
…Me observa como una vaca mirando un tren…
…Continua el silencio incómodo…
Yo: ¿Y bien?
Doctor: Pues es que esto no me había pasado nunca pero bueno, ve a que te tomen una muestra de sangre. Los resultados estarán mañana sobre las 18h, pero dudo mucho que salga positivo.
Esa noche no pude casi dormir. Al día siguiente estuve desde las 17h llamando al laboratorio para saber el resultado. Si no llamé 20 veces no llamé ninguna. Sé que me dijeron a partir de las 18h pero ¿quién hubiera podido esperar?
difundiendo mi embarazo
Y al final… tantatachán… ¡¡¡POSITIVO!!!

La intuición de una mujer es más precisa que la certeza de un hombre” 

o mejor dicho,

“La intuición de una mami es más precisa que la certeza de un médico

Sígueme
RSS
Facebook
Google+
Instagram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.