rabieta

De rabieta en rabieta y tiro porque me toca

Da igual el lugar. Da igual la hora. En el momento más inoportuno… zas!! rabieta al canto.

¿Por qué? y… ¿Por qué no? pensarán ellos.

En principio, los niños comienzan a tener rabietas en torno a los 2 años, de ahí el nombre de “the terrible two“. Lo de los dos años es muy relativo, ya que mi pequeña con 16 meses ya ha entrado en esa fase y lo ha hecho, como no podía ser de otra forma, por la puerta grande.

rabieta

 

Se dice que cuando tienen una rabieta no lo hacen con intención de fastidiarnos o llevarnos a la desesperación, es simplemente porque no saben expresarse de otra manera, aunque yo tengo mis dudas y bien fundamentadas.

Mis dudas están basadas en que la mayoría de las rabietas que tiene mi Fiona (depende del momento puede ser una dulce princesa o una ogra enfurecida) es porque no le doy algo que quiere en ese preciso momento, cueste lo que cueste, sea lo que sea, estemos donde estemos. Lo quiere y punto.

Intento aprovechar para ir a la compra cuando ella está en la guardería porque si no, no hay manera. No hay ningún día en el que no me monte un pollo. Evito pasar por el pasillo de los aperitivos ya que es ver una bolsa de patatas y si no se la doy… empieza el espectáculo. Y no basta con dársela, la quiere abierta (chica lista). Así que acabo llamando a mi pareja para que compre él lo que necesitamos de ese pasillo ya que no me atrevo, a no ser que esté dormida; en ese caso, ese es el primer pasillo que recorro para evitar riesgos innecesarios.

rabieta

Las primeras rabietas dan pena, haces cualquier cosa con tal de que se calmen, hasta que ves que pasan del llanto con lágrimas a un estado zen en cuestion de segundos, cuando consiguen su objetivo. Son lágrimas de cocodrilo, dignas de un Oscar, un Globo de Oro de cualquier premio de interpretación que exista.

 

 

Ahora que ya me conozco las rabietas, intento permanecer firme y serena, pero siempre hay alguien que te mira juzgándote porque tu “ya no tan bebé” está llorando y tú la estás ignorando. Lo peor de todo, es que muchas veces, estas personas que nos miran de mala forma son también madres.

No lo entiendo (como tampoco entiendo cómo mujeres e inmigrantes han votado a Trump, pero debe haber de todo en el mundo, será eso).

 

Cómo se debe actuar en una rabieta.

  • Asegurarse que no se haga daño (si únicamente llora no se considera rabieta).
  • Intentar no discutir con el enrabietado.
  • No gritar (si es que puedes evitarlo).
  • No recompensar ni castigar por una rabieta.

 

La teoría está muy bien. Es verdad que hay que intentar llevarla a cabo, pero en la mayoria de los casos se trata de SOBREVIVIR, y, en la supervivencia cualquier cosa está permitida: ponerles dibujos en el móvil, permitirles acostarse más tarde, comer gusanitos aunque no se haya comido la fruta… Y quien lo juzgue es porque no tiene hijos o si los tiene, son lo que yo llamo bebés setas.

 

rabieta

 

Sígueme
RSS
Facebook
Google+
Instagram

1 comentario en “De rabieta en rabieta y tiro porque me toca

  1. Ayyyy, mi niño ha empezado muucho antes de los 2 años…la primera que me montó sería hace cosa de 2 meses, cuando tenía él unos 14 meses…y claro, en público, no podía ser de otro modo. Motivo: no le dejaba ir suelto (sin darle la mano) por el supermercado (porque se iba directo a la puerta de la calle)…lloros, gritos, se tira al suelo…Que Dios reparta paciencia.
    ¡Me ha encantado lo de bebés-setas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.