darle el pecho

Eres peor madre por no darle el pecho

Cuántas veces habré escuchado frases de este tipo y similares… ¡Demasiadas! Y la mayoría de las veces sin conocer la historia que hay detrás. Y da igual la historia, porque aunque simplemente fuese porque no quisiera darle el pecho, nadie es quien para juzgar y muchos menos criticar o hacer juicios de valor sobre mi manera de criar a mi hija.

 

no dar el pecho

 

Cuando nació mi pequeña dictadora se la llevaron a la incubadora por tener la PCR elevada, la proteína C reactiva, un indicador de una posible infección. Lo mejor que me podía suceder tras el peor día de mi vida

Durante el día podía bajar a darle el pecho cada 3 horas, cosa que no entiendo porque la lactancia es a demanda… Y únicamente tenía diez minutos. Pero por las noches no me dejaban bajar ni a verla, por lo que le daban directamente biberón.

Recuerdo aquello como una situación muy incómoda, varias enfermeras preguntando cada minuto si estaba comiendo la niña para que a la mínima que les dijese que no, ¡zas!! le plantaban un biberón. ¡Ahí! Sin presión! ¡Facilitando a una primeriza! Aparte, la dejaban en la incubadora con una tetina de biberón a modo de chupete… ¿Sabrían que el uso del chupete dificulta bastante la lactancia materna?…

 

darle el pecho

 

Al segundo día, me empezaron a salir grietas, me sangraba el pecho y cada vez que la niña lo cogía me entraban unos calambres horribles. Lo comenté con las enfermeras y me dijeron que era normal, que dar el pecho dolía. WTF!!??!! ¿Es broma?

Los días siguientes, ya en casa, fueron horribles. El momento de darle el pecho era muy doloroso y frustrante porque no tenía suficiente leche y se había acostumbrado al biberón y al chupete, bueno, más bien, la habían acostumbrado. El pediatra nos recomendó darle biberón para complementar la escasa lactancia materna. Vamos, un verdadero despropósito todo. Tenía lo malo de cada opción. Le daba leche de fórmula mientras tenía que estar con el sacaleches cada tres horas durante media hora para estimular la subida de la leche, por lo que acabé agotada, con el pecho dolorido y con grietas, con una incipiente ansiedad y teniendo que escuchar opiniones incómodas y, por supuesto, no pedidas e inoportunas.

 

darle el pecho

 

Pero eso no fue todo. ¡Ojalá!! A toda esta fantástica situación se le sumó la aparición de mi depresión postparto. Y claro, no podían mandarme ningún tipo de medicación mientras le diese el pecho, por lo que aguanté lo más que pude.

Al mes fui al médico de cabecera a decirle que quería dejar de darle el pecho a mi hija porque la situación me superaba y me desquiciaba, y me dijo que intentase aguantar más, que lo mejor era la leche materna. ¿En serio? ¡No me digas! No tenía la más remota idea, solo quería fastidiar a mi hija quitándole el pecho porque soy la peor madre del mundo (Léase con ironía).

Lo comenté con la matrona y me dijo que ella daba clases de lactancia y que no abandonase. Todos dejaban entrever que era peor madre por no darle el pecho. Daba igual que me sangrara el pecho. Daba igual que no tuviese suficiente leche. Daba igual que necesitase tratamiento para la ansiedad/depresión de caballo que tenía. Daba igual que tuviese que darle biberón porque en el hospital no se hicieran las cosas como deberían. Resumiendo: daba igual YO.

 

darle el pecho

 

Ese mismo verano, con el bebé de dos meses, tuve que escuchar en varias ocasiones, por parte de señoras maleducadas y descaradas, la pregunta de que por qué no le daba el pecho si era lo mejor. ¿Otra vez el mismo discurso? ¡¡Grrrrr!!

Sentía que tenía que estar justificándome cada vez que le daba el biberón. ¿Justificándome ante quién? ¿Quiénes eran ellas para juzgarme como madre sin ni siquiera saber la historia que había detrás? ¿Quiénes son para juzgar a una persona como madre por el hecho de no darle el pecho? ¿Hay que dar el pecho a toda costa? ¿Y si no se puede?

 

darle el pecho

 

Sabía y sé más que de sobra que lo mejor es la lactancia materna. Pero falta decir si las circunstancias lo permiten, NO a cualquier precio. Un bebé jamás estará bien si su madre NO lo está, por mucha leche materna que se le dé.

No me considero, ni lo soy, peor madre por sólo darle el pecho un mes y pico. Ser madre es mucho más que darle el pecho. ¿Acaso las madres que adoptan son peores o menos madres? Todo lo contrario.

Y es que ya me gustaría ver a todas las talibanas de la lactancia materna en mi misma situación. ¿Qué harían? Porque si no se tratasen, acabarían en un hospital sin poder ni siquiera ver a sus bebés, pero eso sí, orgullosas de darles el pecho a sus bebés. Venga co**!

 

 

Sígueme
RSS
Facebook
Google+
Instagram

21 comentarios en “Eres peor madre por no darle el pecho

  1. Hola, te leo a ti y me veo reflejada. Mi chiquitin nació hace 3 semanas tras un parto inducido horrible en el q el pobre acabó en neonatos hasta q nos dieron de alta. Desde el primer momento le enchufaron el biberon y el chupete x lo q no quiso coger el pecho y yo tarde casi 5 dias en tener la subida. Hemos tenido q acabar con leche de formula mas lo poquito q me puedo sacar con el sacaleches q es mínimo. Por lo menos, mi matrona no puso el grito en el cielo aunq no así la pediatra y enfermera de pediatria q parece q no le das pecho xq no te da la gana (ojalá pudiera). Intento convencerme de q con la leche de fórmula tambien se alimenta bien aunq no puedo evitar el sentirme mal por no darle pecho… Lo mismo me pasa cuando veo a otras mamis q sí q se lo dan y nosotros tenemos q sacar el biberon.

  2. Hola linda! De verdad que me duele lo que has pasado…a las madres nos ningunean, si das el pecho por darlo, si das el biberón porque se lo das…nadie sabe lo que pasa cada familia salvo ella sola¿Quien somos para juzgar? O es que ser médico nos da más derecho…
    Lo estás haciendo genial y eres una madraza.
    Yo soy asesora de lactancia y te aseguro que una madre me dice que quiere terminar su lactancia lo último que se me ocurre es decirle que tiene que dar el pecho. Hay que ayudar , que para eso estamos.

    1. Muchísimas gracias. Ojalá me hubiese encontrado con alguien como tú para que me orientase, guíase y ayudase, porque fue bastante horroroso.
      Creo que muchas veces se olvidan que la madre es el papel principal en la maternidad, relegándola a casi el último lugar.
      Gracias por tu comentario 🙂

  3. Cuánta razón llevas. Yo de cada hijo (tengo tres) he pasado por una lactancia distinta. Desde lactancia materna exclusiva (y difícil), lactancia artificial al mes de nacer y lactancia mixta. Todo por diversas circunstancias.
    Lo que a mí me mataba eran las caras de condescendencia y ohhhhh qué pena que no tome sólo teta…. Me daban ganas de transmitirle mi dolor en ese momento para que dejara de poner esa estúpida cara
    Leí tu post del peor día de tu vida y me ha dejado tocada…. uf…. se me vinieron a la mente imágenes y sensaciones horribles de mi último parto y tuve que dejar de escribir el comentario.

    1. Es que lo pintan de una manera que para nada coincide con la realidad, y así pasa, que luego nos llevamos cada guantazo…por lo menos yo.
      Es que es difícil de olvidar la sensación….
      Gracias por comentar, guapa!!

  4. No sabes como te entiendo, yo pase una situación similar con mi primer hijo… aguanté 4 meses de lactancia materna y acabé agotada porque mi hijo comía dia y noche cada una o dos horas, un tragón vago me dijo la pediatra… Todos me decian lo bien que crecia el niño por mi leche… Cuando dejé de darle fue peor porque el bajón hormonal me dejó en un estado de tristeza enorme, no podía dormir y me sentía la peor madre del mundo… fueron meses muy complicados emocionalmente y pensé que no sería capaz de darle un hermanito.
    La vida sigue y ahora ya mi segunda hija tiene 4 años! Hace 7 años eso me parecía imposible.
    La segunda tomó biberón desde que nació y no me sentí mala madre, Yo elegí hacerlo y la cierto es que fui mejor madre la segunda vez. Y la niña creció igual de bien y sana que su hermano.

    Me ha encantado tu blog! Un saludo

    1. Muchas gracias!!! es que como bien dices, no tiene nada que ver con ser mejor o pero madre por el hecho de darle el pecho.
      Demasiada idealización a la lactancia materna cuando debería ser en los casos en los que se pueda y tanto el bebé como la madre estén agsto y bien.

  5. Madre mía, menuda mierda (con perdón) de personal sanitario que te tocó en el hospital… Muy fácil no te lo pusieron, la verdad. Yo siempre digo lo mismo, y no me cansaré. Todos sabemos que la leche materna es lo mejor, nadie lo discute, pero lo que realmente necesita el bebé es a su madre, y en las mejores condiciones posibles. Eso quiere decir que si la madre, por dar el pecho, va a estar mal, o como te pasó a ti, que encima tenías depresión, pues demos gracias de que hoy día hay alternativas! Mejor una mamá feliz dando el biberón que una mamá dando el pecho amargada. Y lo que hace falta en esta sociedad y en este mundo, es un poquito más de respeto y de empatía, que juzgar a la ligera es muy fácil. Siento que tuvieras que pasar por todo eso, y que te encontraras con tanta apatía, el post parto es una fase muy delicada en la que se nos debería tratar con más cariño y empatía. Un abrazo

    1. Muchas gracias Lidia!!!
      Tienes toda la razón en lo que le hace más falta a este mundo. Juzgar es muy fácil. Y la mayoría de las veces que se hace…nos equivocamos.
      Besos

  6. Estoy taaaan de acuerdo. He visto el título del artículo y venía dispuesta a enfadarme por el contenido, jejejeje
    Con las talibanas de la lactancia se juntan las del parto. Que si tiene que ser natural, sin epidural, porque si no sufres no te “empondera”, no te sube la leche como debiera, el bebé no recibe anticuerpos…en fin…
    En mi caso acabaré en cesárea pero si fuese vaginal tenía pensado sufrir lo mínimo, porque yo lo valgo 🙂

    1. jajajaja. Demasiada tontería entorno a la maternidad y el “empoderamiento”. Venga hombre!! ser buena madre no consiste en esas cosas y se trata que tanto la madre como el bebé estén agusto y bien.
      Gracias por comentar!

  7. A veces da la sensación que a los médicos y matronas les han pasado el mismo tríptico que nos han dado a las embarazadas que dice que la lactancia materna es lo mejor para el bebé, que tiene muchos beneficios y ahí se han quedado. Como se supone que es algo “natural” estamos programadas genéticamente para hacerlo bien a la primera a pesar de las circunstancias ajenas a nosotras (si no podemos hacer piel con piel y nos separan de nuestro bebé durante horas, si no nos dejan dar el pecho a demanda, si no se engancha bien y nos salen grietas y la única respuesta que nos dan es un mísero “es normal que al principio duela”…).
    Hay mucha incomprensión

  8. “Resumiendo: daba igual YO.”

    Aplaudo esta frase porque es exactamente lo que ocurre cuando tienes un bebé. No pasas a segundo plano, no, pasas a que dé absolutamente igual todo lo que te pase. Los demás te exigen sacrificio, un sacrificio que probablemente si conocieran todas sus consecuencias no elegirían para ell@s.

    Eres madre, te tienes que sacrificar. Aunque te sangren los pezones, aunque tengas una infección y acabes con cuarenta de fiebre, aunque se te abran los puntos, aunque tengas que dejar de tomar la medicación que necesitas, aunque haya riesgo de contagiarle una hepatitis a tu bebé… Aunque haya consecuencias de por vida en TU cuerpo.

    Aunque seas una zombie y vayas muerta en vida. Si tomas una decisión que no es la suya, que es TUYA, que es sobre TU cuerpo y TU bebé, van a intentar convencerte de lo contrario.

    Uy pobre, no tiene suficiente información, vamos a darle un discurso sobre las bondades de la lactancia materna.

    Las mujeres seguimos siendo cuestionadas en cada cosa que hacemos, pero cuando somos madres… Todo el mundo quiere DECIDIR por ti.

    Un abrazo, eres una valiente.

  9. Hola, tengo también un blog y soy peruana 😉 Yo pase por algo similar aumentando mi ignorancia de tener 20 años y que todo era nuevo para mí, simplemente no pude darle pecho a mi hija más de los 3 meses, como tu dices todos te castigan y te obligan a casi casi darle leche con sangre x las heridas, a mi hija también cuando nació le dieron biberón en el hospital más todo el cansancio que llevaba encima y la poca leche que me salia, simplemente no pude más, pero no faltaba alguien que venia a decirme que era mala madre, que no quería a mi hija y que le estaba haciendo daño por no darle teta! horrible!! ay no…tantas cosas que me dijeron y que hasta ahora leo en algunos blogs como pueden juzgar sin saber lo que hay detrás de cada persona.

    1. Hay mucha gente que no ve más allá de sus ojos y que juzga sin saber realmente la historia. Y aunque fuese que simplemente no quisiera darle el pecho…nadie es quien para juzgarme como madre, pero parece que es deporte nacional, o más bien mundial porque veo que en Perú también se hace…
      A ver cuando cambian las cosas, porque aparte de madre somos personas!!

  10. Lamentable la situación de hacer sentir a quien ya sea por decisión propia o por necedidad optar por la lactancia artificial como si estuviesen dando cicuta al bebé…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.