Frases que repatean a una madre primeriza

Durante estos meses, hace casi prácticamente un año, que soy mamá, he tenido que oír un montón de frases y comentarios juzgando sin ningún pudor sobre cómo cuido a mi bebé o cómo debería hacerlo.

 

madre primeriza que no quiere oir opiniones

Vamos, que no falta la ocasión en la que aparece alguien y te suelta una de “las típicas frases que repatean a una madre primeriza” (al menos a mí bastante):

“La leche materna es lo mejor que hay”.

¿En serio? ¡¡No me digas!! Menos mal que has aparecido tú para decírmelo porque no tenía ni idea….a día de hoy lo sé yo y todo el mundo. Si no estoy con la lactancia materna lo más probable es que sea debido a que no he podido o simplemente no he querido, y no por eso soy peor madre ni tengo que dar explicaciones a nadie.

“Es igualito a su padre, no se parece en nada a ti“.

A ver, éste es un tema peliagudo. No se trata de que me mientan y me digan que es un calco mío. Yo he sido la que ha sufrido los 9 meses de embarazo y el parto y como que no sienta muy bien (a no ser que el padre fuese Hugh Jackman; en ese caso creo que preferiría que se pareciese más a él que a mi). Esto es muy típico de las suegras, que siempre barren para casa. De ellas hablaré en otra ocasión porque es un tema que da para muchos posts.

“No lo cojas tanto que se va a malacostumbrar”.

Si no cojo a mi bebé con meses, ¿cuándo narices lo voy a coger? ¿y si quiero cogerlo? A un bebé hay que darle cariño, mimarle y ellos necesitan estar en brazos de su madre. ¿Por qúe negárselo? Es más, a día de hoy y, pasada la treintena, sigo necesitando a mi madre. Prefiero que mi bebé termine siendo un malacostumbrado a un maleducado que hace este tipo de comentarios sin que nadie se los haya pedido.

“¿Vas a dejar a tu bebé tan pequeño para irte por ahí?”.

Lo más importante es el bebé, por supuesto que SI. Pero para que un bebé esté bien su madre también tiene que estar bien y para eso debe mirar por ella de vez en cuando. Desconectar y tomar aire es imprescindible, se sigue teniendo una vida.

 

Cada madre, primeriza o no, lo hace lo mejor que puede, sabe o como considera y nadie es quien para juzgarlo, esto que quede bien claro.
No por tener un bebé puede acercarse cualquiera y darte consejos u opiniones, que encima no has pedido, y quedarse tan panch@ sin pensar en cómo puede repercutir emocionalmente sobre nosotras llevándonos a un mar de dudas, como si ya tuviéramos pocas.

 

símil de mamá primeriza

“El problema de las mentes cerradas es que siempre tienen la boca abierta”

Sígueme
RSS
Facebook
Google+
Instagram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.