Fumar durante el embarazo: ¡Culpable!

Mea culpa! Soy culpable. Fumé durante el embarazo. No lo digo con orgullo u honra, todo lo contrario, porque sé que está mal. ¡Claro que está mal! Y esto es algo que no es discutible porque, independientemente de que se haga durante el embarazo, el tabaco es dañino para la salud. La cuestión es que a pesar de que esté mal, el que una embarazada fume no justifica que se la criminalice o se la juzgue tan duramente.

Todas las madres sabemos los innumerables efectos adversos que tiene el tabaco sobre el feto y sobre la propia madre también: bajo peso al nacer del bebé, parto prematuro, envejecimeinto de la placenta, etc. El problema viene en que dejar de fumar NO es nada fácil y tratar de hacerlo, muchas veces trae consecuencias también negativas para el feto. No basta únicamente con querer dejarlo, porque, si no, a día de hoy, nadie con dos dedos de frente fumaría. Es algo más complicado de lo que parece, de hecho, si no eres fumador no lo puedes entender.

 

fumar durante el embarazo

 

Cuando me quedé embarazada mi ginecóloga me preguntó si fumaba. Afirmé. Tras lo cual me dijo que intentase reducir al mínimo el consumo de tabaco incluso que lo dejase si era capaz. Al conocer que tenía bastante propensión a la ansiedad, me dijo que era mejor fumar unos tres o cinco cigarrillos al día que tener ansiedad, ya que ésta podría provocar, con mucha más facilidad que el tabaco, que todo terminase en aborto. ¡Claro que es mejor no fumar!, me reitero en que esto no es debatible, pero partiendo de la base de que la madre es fumadora, hay que buscar la mejor solución posible tanto para la madre como para el futuro bebé.

Y a pesar de que no se deba fumar durante el embarazo, hay que ser más comprensivo con las embarazadas que lo hacen, porque se les juzga muy duramente. Ellas saben que está mal pero si fuman es por algo: porque NO pueden dejarlo, o no sin poner más en riesgo la vida que llevan dentro. Y no por ello son peores madres no deben fustigarse por ello.

 

fumar durante el embarazo

 

Yo sabía que fumar durante el embarazo estaba mal y me sentía culpable, lo cual me generaba más ansiedad, entrándome con ello más ganas de fumar, vamos, la pescadilla que se muerde la cola. No se pasa nada bien saber que estás haciendo algo que no debes pero que no puedes hacer nada porque sería peor el remedio que la enfermedad. Me sentía la peor madre del mundo y eso que aún ni siquiera lo era.

 

fumar durante el embarazo

 

Daba igual que mi ginecóloga me dijese que era mejor en mi caso que fumase, daba igual que me dijese también que tenía la placenta como la de una embarazada no fumadora. Sin conocer esta historia que tenía detrás, me tenía que esconder para fumar porque he tenido que escuchar todo tipo de comentarios aberrantes: “Qué mala madre”, “Mira, mira a esa chica, !qué vergüenza!!”. ¿Vergüenza?? Vergüenza es ser un maleducada y una descarada juzgando a los demás, siendo además ignorante de las circunstancias. Si pudiese dejar de fumar lo haría de manera ipsofacta.

Lo que más me ha chocado es que he tenido que oír como otras mujeres me decían que era una barbaridad fumar durante el embarazo mientras cuando ellas se quedaron embarazadas no se saltaban la copita de vino en las comidas o comían jamón. WTF!! ¿Se juzga el tabaco pero no el consumo de alcohol? El tabaco es adictivo pero el alcohol, a menos que seas alcohólico, NO, por lo que dejar de consumir alcohol es más sencillo. Por no hablar del enoooooorme sacrificio que es no comer jamón y similares durante nueve meses… Antes de criticar hay que usar un ESPEJO y no una lupa.

 

Sígueme
RSS
Facebook
Google+
Instagram

3 comentarios en “Fumar durante el embarazo: ¡Culpable!

  1. Bueno, eso forma parte del pasado. Ahora lo que me intriga… sigues fumando? Yo he vivido toda la vida con un padre fumador y ahora que él lleva casi 8 años sin fumar (fumaba desde los 13 años y tiene 60) nos dice que se arrepiente de no haberlo dejado antes. Mis amigas fumadoras dejaron de fumar antes del embarazo porque sabían que les iba a costar más. Luego alguna ha vuelto a fumar (eso no lo entiendo mucho porque ya que había hecho un gran esfuerzo….!!) y otra definitivamente lo dejó.
    Yo soy antitabaco total pero me parece bien que escribas esto porque se nota que lo hablas desde la experiencia e imagino que para ti no fue fácil.vivirlo y tampoco ha sido fácil decirlo por aquí. Besos

  2. Que fácil es criticar! Y qué difícil ponerse en la piel del otro para ver los motivos de ese comportamiento…
    La verdad es que choca ver a una embarazada fumando, pero lo mismo que verla beberse un cubata (que lo he visto). Pero lo que has dicho, mejor eso que sufrir ansiedad. No creo que se haga por gusto porque estas perjudicando a tu hijo!
    En fin… Que la gente habla por no callar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.