vacaciones con niños

¿Las vacaciones con niños se consideran vacaciones?

El verano pasado no pude disfrutar del verano, ni de la playa ni de nada porque mi bebé tenía un mes y con el calor que hacía era una locura intentar salir de casa a cualquier hora que no fuese a partir de las 8 de la tarde o antes de las 10 de la mañana. Todo el día en casa, viendo la playa desde la terraza, vamos, un castigo en toda regla.

Pero este año, la cosa cambia. Mi hija tiene un año y anda (esto tiene sus pros y sus contras) pero puedo ir a comer a la calle, bajar a la playa, dar un paseo, tomarme algo en un chiringuito, es decir, disfrutar de unas vacaciones.

Eso sí, no es oro todo lo que reluce.

Cada día, varias veces, tengo el maravilloso momento de echar crema a la pequeñaja. El padre, mientras, se pone celoso porque quiere que también le ponga a él. Resultado final: yo achicharrada cual cangrejo porque ¿y a mi quién me pone crema?, y la pobre resignada porque la tengo frita de tanta crema.

 

vacaciones con niños

Si ya llevas el bolso de playa lleno de galletas, toallas, crema solar, algún juguete, gafas de sol, cubo y pala, pañales, toallitas, bibe con agua, chupete por si acaso… no os preocupeis que os lo llenará de piedras o cualquier cosa que encuentre a su paso como colillas o bolsas de patatas vacias (por favor, seamos más limpios en las playas que ¡¡mi bolso está a rebosar!!).

No puedes perderla de vista ni un minuto. O se está metiendo en la boca piedras (si en vez de piedras hubiese arena se la comería a puñados seguro) o se acerca a otras sombrillas a cotillear conversaciones ajenas sin ningún tipo de pudor llegando a coger patatas o juguetes o lo que tenga a mano. Al final te sientes como una vigilante de la playa, estilo Pamela Anderson, sólo que con tu tripa fofa, un bañador antierótico que la disimula y si corres es de manera ridícula porque las piedras están ardiendo.

 

vacaciones con niños

Pero tiene grandes ventajas las vacaciones con niños:

Aprendes, porque no te queda más remedio, a apañarte con 4 camisetas, 2 vestidos y el bañador antierótico para todo el verano, ya que en el coche no cabían más cosas porque va lleno de pañales, botes de leche, juguetes, carrito de paseo y demás enseres infantiles.

Pierdes la vergüenza de llevar la ropa sucia desde primera hora por la maravillosa ocurrencia de darle galletas con chocolate para desayunar.

El moreno (o color rojo en mi caso) disimula las ojeras.

Los pelos de loca, en la playa no están tan mal vistos. La moda ahora son las ondas naturales, y tan naturales como las mías no hay, que llevo días sin poder peinarme decentemente.

 

pelos de loca

 

Pero a pesar de los pesares, SIN DUDA ALGUNA ver esa carita feliz en el agua bien vale un bañador antierótico, los pies quemados y descuidados cual anuncio de Dr. Scholl, llevar ropa llena de galletas de chocolate o llevar el bolso lleno de piedras.

 

esta sonrisa merece la pena

 

“No te canses de esperar, todo lo que merece la pena requiere paciencia

Sígueme
RSS
Facebook
Google+
Instagram

1 comentario en “¿Las vacaciones con niños se consideran vacaciones?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.