Los hijos siempre quieren estar con su madre

Los hijos siempre quieren estar con su madre

Que los hijos siempre quieren estar con su madre es algo natural y hasta lógico. No nos planteamos nada más. Pero… en esta ecuación me falta alguien, a ver.. está la madre, los hijos… Ups, ¡el padre!!! y es que muchas veces no pensamos en ellos, porque a pesar de que hayan sido relegados al…. ¿último puesto?, ellos también experimentan lo que es ser padre.

Supongo que distará mucho de lo que sentimos las madres, comenzando con la parte del embarazo, el parto y las hormonas, pero, al fin y al cabo, es un cambio de 180 grados en su vida también.

Y tengo la oportunidad de conocer cómo se siente un hombre al ser padre de la mano de Jesús, del blog Papá Chus, donde expresa sus experiencias como padre de dos hijas, como él denomina, “una vida normal”.

 

Los hijos siempre quieren estar con su madre

Antes de nada, ¿cuánt@s hij@s tienes?

Tengo dos hijas superhiperfabulosas, a la par que con momentos superhipercargantes, pero las quiero mucho. De 4 años y 15 meses.

¿Cómo viviste esa aventura de ser padre?

La verdad es que aunque suena a tópico, hasta que no se tienen hijos no se puede saber… es como una sensación extraña. Por un lado el ver que hay una criatura que es fruto de los dos (aunque así dicho suene a una manzana, lo digo en el sentido bonito) y, por otro lado el saber que tu vida va a ser totalmente diferente, o sea, tendrás que vigilar y cuidar las 24 horas al día de otro ser, que depende de tí, no puedes salir, sentarte a ver la tele, cocinar, ir al lavabo… como antes.

¿Te has sentido desplazado o relegado en tu papel que tenías en la familia?

Siendo sincero… no he podido sentirme desplazado, ya que desde que nació nuestra hija grande, fue todo de una forma… y hasta muy poco se ha ido manteniendo así. Tener una hija, además la primera, con lo que se une la inexperiencia y los nervios, y que sea de muchísima alta demanda, Asperger, y altas capacidades, te hace replantearte no sólo tu posición en la familia, sino toda tu vida.

¿Qué se siente cuando los hijos siempre quieren estar con su madre?

Bueno, de un punto de vista teórico lo entiendo, eso está claro, es la madre y genéticamente y por afinidad, es así. Pero, a ver, creo que no pasa nada por admitir que muchas veces los quieres buscar, que te abracen, te traten o tener una vinculación y NO se logra. Sobretodo cuando son muy pequeños, el ver que cuando se hacen daño o les pasa algo, aunque estés al lado, van corriendo a la madre… Buf! es normal… lo sé, pero jode igual.

 

Los hijos siempre quieren estar con su madre

 

¿Alguna vez has pensado que te gustaría ser tú la madre para sentir eso?

¡Claro!. Supongo que todos lo hemos pensando, ¿no?. El tener una vinculación tan fuerte con tus hijos es algo que siempre se busca.

¿Aunque eso conlleve ciertos aspectos no tan buenos que tenemos las madres?

Muchas veces no prestamos atención al nivel de alteración psicológico para la madre que puede ser eso. Como ya he dicho, la niña es de altísima demanda… así que se junta un cocktail bastante explosivo al estar 18 horas juntas (si eso, duerme 6). Yo no sé si estaría para ingresarme un psiquiátrico.
Quizás es por ello precisamente que a los padres no nos pasa tanto, ¿no?. No estamos genéticamente preparados para ello, jejeje, por eso a lo mejor los hijos siempre quieren estar con su madre, aunque admito que también a mi me acompaña al lavabo, se enfada, se “emberricha”, etc. pero ni punto de comparación con lo que hace cuando está con su madre.

 

 ¿Te duele sentirte el segundo plato? ¿Cómo consigues que no te afecte?

Bueno, aquí está todo el tema psicológico. Está el pensar que estamos en el mismo barco, que es criar a tus hijos lo mejor que se puede o sabemos,  intentar enseñarles, y si mi papel tiene que ser uno… pues cuanto antes se asuma mejor intentando ayudar al máximo posible de lo que me permitan mi aguante o mi trabajo (de conciliación no toca hablar ahora ¿no? jejeje), apoyarla, cuando se encuentre de bajón darle un golpe en el hombre y decirle: “Oye…. no lo estamos haciendo tan mal…adelante!“…

 

Y si alguna vez tengo que pasar a ser plato principal para que ella pueda descansar, pues ahí que iré. Cuando pasa algo de tiempo te das cuenta que los celos son absurdos. Lo que se tiene que pensar es el gran esfuerzo que ha hecho tu mujer para sacarlos adelante (a mí incluido muchas veces… que a ratos soy peor que un niño, jejeje), y ver como todo lo que a ti te afecta un poco (agobios, el poco tiempo que estás sólo con ellas…) a ella le afecta mucho más y tienes que tener la empatía de verlo, pero sobre todo la valentía de afrontarlo, decirlo, y ayudar (aunque sea a través de una entrevista como ésta) decirle que la quiero con locura, y que es la mejor madre del mundo.

Y es que es duro ver que los hijos siempre quieren estar con su madre, pero también puedes tener tu hueco, tus momentos 😉

 

Y es que al final… no es todo como parece.

Por lo general, los hijos siempre quieren estar con su madre y eso nos reconforta y nos hincha cual pavas, pero conlleva una falta de tiempo muy necesaria al igual que casi nunca tenemos fotos con nuestros peques, somos las que menos tiempo tenemos para arreglarnos (siempre se monta algún follón en el que tenemos que intervenir), estamos más cansadas, no tenemos ningún tipo de intimidad, pillamos casi todos los virus que los niños cogen, etc.

Y es que en esto de ser padres, todo tiene sus cosas buenas y sus no tanto. Gracias Jesús, por compartir conmigo estos momentos personales de tu paternidad, y como bien sabes, disfruta del tiempo en el que los hijos siempre quieren estar con su madre ya que ella no podrá 😉

 

 

Sígueme
RSS
Facebook
Google+
Instagram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.