las suegras

Nuestras amigas las suegras

Las suegras, son aquellas mujeres que por haber tenido niños, cuando éstos crecen, se convierten en brujas.
Una suegra que siente que pierde a su niño es peor que un Gremlin mojado a las 4 de la mañana.

las suegras

 

Es verdad que hay varios tipos de suegras, aunque al final todas tienen un denominador común, los celos. Eres la víbora que le has robado a su hijito del alma. Ahora ellas no pueden mangonearle, ya no pueden comprarle los pijamas ni la ropa interior, no pueden mandar sobre él.  
¿Hay algo peor que quitarle el bastón de mando a una madre? Personalmente creo que no, y más si esa madre tiene únicamente un hijo.
Mi marido es hijo único, ¿Alquien da más?.

 

suegras transporte

 

El problema radica fundamentalmente en que no entienden que no son nuestras madres pero actúan como tal. A nuestras madres les consentimos todo, aunque sean comentarios no muy afortunados, consejos, regañinas, todo. Pero única y exclusivamente a ellas.

Los grandes errores de las suegras son:

Opinar sin ningún tipo de filtro sobre cualquier cosa. Yo no voy diciendo a nadie si la ropa que lleva es una horterada, si las cortinas de su casa están demasiado largas, si ha engordado o si le queda mal su nuevo corte de pelo. Y mucho menos si el nombre de su hijo me gusta o no. Pues ellas sí.

pintalabios para suegras

 

Anteponer siempre a su hijo. Da igual que compres tú los regalos de Navidad para la familia política que los méritos se los llevará él, ahora eso si, como no aciertes un regalo, la culpa será tuya “porque les tienes manía”.

Hacer lo que les da la gana con nuestros hijos sin preguntar. Repito: NO son nuestras madres ni las madres de nuestro hijos.

Defenderse con el chantaje emocional. Sólo ellas saben que un hijo no puede soportar ver a su madre llorar, así que con eso tienen todo ganado. Cuando entran en este juego las nueras tenemos todas las de perder. De hecho, estoy segura de que mi suegra siempre lleva cebolla picada en el bolso para echarle mano cuando no tiene la razón, es decir, siempre.

caramelos de cebolla que usan las suegras

Hablar de la ex novia de tu pareja o lo que es todavía peor llamarte por su nombre. Se te queda una cara de imbécil que no sabes ni cómo reaccionar. (Doy fe). Seguro que quieren decirnos algo sutilmente… mmm.

 “Lo que más me gusta de mi suegra es su hijo”

 

Sígueme
RSS
Facebook
Google+
Instagram

3 comentarios en “Nuestras amigas las suegras

  1. Mi Churri no es el hijo favorito, es el hijo lleno de defectos, por lo tanto, yo soy la nuera defectuosa. Me ha dado tanta risa cuando mi suegra una vez hablo de las esposas de los amigos de mi Churri, todas eraa guapísimas, inmejorables. Un de ellas, precisamente la que ella decía q era un mujeron,tiene pintas de travesti, a nosotros nos da mucha risa todo esto.

    Yo llevo una relación normal con ella pero a veces con mucha tensión porque la he tenido q poner límites muy claros, como que en mi casa te callas tus comentarios y si no puedes, abrete un grupo de Facebook y ahí dices lo que te venga en gana. Quizá el punto más duro q he tenido con ella ha sido por mail, cuando me escribió diciendo q yo era una pasada y que ella era mi segunda madre. Ardio Troya. La mandé un correo diciwndole que no necesitaba más madre Que la que tengo, que nunca le pedí q lo fuera y que mi madre podrá ser una loca de remate pero es mi madre y no me hace falta más. Ya no y cuanto más… Que ya tengo varios post en borrador para hablar de ella. Saludos!

    1. Jajajaja… yo tengo anécdotas para abrir un blog entero sobre ella.
      Al menos quiere ser tu 2 madre, la mía ni eso (tampoco lo soportaría) pero es que le he quitado a su hijito del alma…
      Si es q esto de las suegras es una lotería

  2. Jajaja ¡me encanta el pintalabios suegril!

    Mi suegra desgraciadamente falleció, conmigo era un encanto, aún tenía poder sobre su hijo (que yo le cedía amablemente para que siguiera siendo un encanto). Es decir, yo permitía que le comprara ropa interior y le hiciera esas recetas que nadie puede superar jamás y ella jamás se metió con ninguna de mis decisiones. A veces hay que ceder un poco para tener la fiesta en paz 🙂

    La suegra que tu tienes sería el equivalente de mi abuela y mis tías, a quienes alegremente les regalaría un pintalabios de esos, pero las mantengo cuanto más lejos mejor. Mi cuñada y mi suegro no se cortan a la hora de opinar (sobretodo ella) pero no se meten en nuestras decisiones, creo que intuyen que saldrían perdiendo.

    En fin, siento que te haya tocado ese tipo de suegra, hay mujeres que tranquilamente podrían interpretar la madrastra o las hermanastras de Cenicienta simplemente siendo ellas mismas.

    ¡Un besazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.