primeros dias de guarderia

Los primeros días de guardería

Aún recuerdo como si fuese ayer cuando llevé a la pequeñaja a la guardería por primera vez.

Había cumplido los 8 meses y, como yo necesitaba volver a mi vida anterior o a algo que se le pareciese, decidimos llevarla a la guarde para que yo pudiese hacer un máster y al terminar poder volver a trabajar; siempre y cuando no me encuentre con alguno de RRHH que me pregunte que qué he estado haciendo este último año y medio (tener un bebé y cuidarlo no es la respuesta correcta para ellos) o si quiero tener hijos (¿y a ti qué **** te importa? en fin…éste es un tema que me pone enferma).

Tras buscar la guardería que mejor se ajustaba a lo que buscábamos, empezaríamos con un periodo de adaptación, que consistía en llevarla el primer día dos horas, el segundo tres y así sucesivamente hasta que cumpliese el horario que queríamos.

separación

Y llegó el día de la separación.

La noche anterior no pude dormir nada, pensando en lo mal que lo pasaría mi pequeñaja. No paraba de pensar si hacía bien o no (para variar, la gente opinaba sobre mi decisión y no para darme ánimos precisamente… que si con quien mejor está un bebé es con su madre, que si en la guardería cogen de todo… vamos, lo de siempre, opinar para dar por culillo un poco).

primeros dias de guarderia

¿Qué pasó ese día?

Absolutamente NADA. La niña se fue con su profesora y ni siquiera lloró. Yo me pasé esas dos horas llorando y cuando volví a por ella, estaba tan feliz y la muy ***** no demostró ningún atisbo de alegría al verme, Y así transcurrió toda la primera semana. Sí, sé que para ella es mejor que transcurriese así, pero a mi me hubiese gustado verla echándome de menos (al menos que llorase un poquito un día o pusiera pucheros, más que nada por mi ego materno).

primeros días de guardería

Es más, recuerdo que nos dijeron, en esos primeros días de guardería, que al ser mayor (¿8 meses es mayor?) le costaría más adaptarse porque llevaba mucho tiempo conmigo y que eso serían unos dos meses hasta su completa integración. Pues para nada, a la semana estaba robándole los chupetes a los más pequeños y yéndose con los mayores. Muchos días en el carrito traía juguetes que no eran suyos y que yo con mi cara bonita tenía que devolver disculpándome a la madre correspondiente.

 

Como anécdota, me quedo con que al final del curso, en sus notas nos dijeron que intentásemos controlar su fuerza. Yo ya avisé que mi hija no era un bebé seta (y que tiene genes vascos) 😉

 

“Si hubiera seguido las reglas no hubiera llegado a ningún lado“ Marilyn Monroe

 

Sígueme
RSS
Facebook
Google+
Instagram

6 comentarios en “Los primeros días de guardería

    1. Gracias! Soy mamá por lo que sé de lo que hablo e intento contar mi experiencia por si puede ser de ayuda a otras personas. Me alegro que te guste! 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.