Cualquiera no debería tener hijos

Soy feminista pero…

Feminista o feminazi. Ambos términos están en auge últimamente pero es importante diferenciarlos porque no significan lo mismo. Muchas feministas terminan pecando de feminazis, bien sea por ideología, ignorancia, creencia o estupidez, sin apenas ser conscientes, sólo porque piensan que eso es realmente ser feminista.

¡¡Y nada más lejos de la realidad!!!.

 

Soy feminista

 

Y es que ser feminista es querer la igualdad para hombres y mujeres, en derechos y capacidades que hasta ahora solo disfrutaba el sexo masculino. No es querer ser más que ellos. No es ir en contra de los hombres. Es reconocer la igualdad entre ambos sexos como personas frente a los derechos del ser humano.

Hasta aquí todo lógico, coherente, necesario (quien no lo ve así tiene un problema de conexión neuronal). Hasta que aparecen en escena las feminazis o feministas radicales que pierden de vista la idea de la igualdad y respeto haciendo un flaco favor a las mujeres.

 

Y como madre de una niña, como mujer, como persona inteligente que soy… ¡¡soy feminista!!.

 

Soy feminista

 

Soy feminista pero estoy en contra de aquellas mujeres que se creen que por llevar un mensaje (para ellas un mensaje chulo, para el resto de la humanidad un mensaje estúpido, ridículo y populista) en una camiseta son más feministas.

 

Soy feminista pero estoy en contra de aquellas personas que defienden a ultranza que haya mujeres en determinados puestos de trabajo. Deben tener los cargos aquellas personas que estén mejor preparadas y formadas, las más competentes, ya sean hombres o mujeres.

 

Soy feminista pero estoy en contra de aquellas personas que creen que ser feminista implica que mi hija no pueda vestir de rosa ni querer ser una princesa. Ya estamos con los estereotipos de los colores para niños y niñas, al igual que la imagen de una princesa desvalida que necesita ser salvada por un príncipe… ¿Hace cuánto las princesas no son así? ¿Solo existen ese tipo de princesas? Y aunque así fuera, si quisiera buscar un príncipe ¿qué problema hay?.

 

Soy feminista pero estoy en contra de las feminazis, que culpan al patriarcado siempre de cualquier situación, que tratan al hombre como los machistas nos tratan a nosotras, las mujeres. Es ridículo y absurdo. Si el machismo es algo enfermizo, esto también. No existe la supremacía de sexos, en todo caso de personas.

 

Soy feminista pero no puedo con aquellas mujeres que critican únicamente a otras mujeres debido a los celos, envidia, falta de inteligencia, inseguridad. ¿Acaso no tenemos bastante con el machismo como para entre nosotras atacarnos? Ojo!! Que eso no significa carta blanca, que idiotas hay en todos los sitios, sean hombres o mujeres y no por ello van a estar exculpadas de su idiotez.

 

Soy feminista

 

Como mujer y como madre de una hija, hoy más que nunca, soy FEMINISTA!

 

 

 

 

Sígueme
RSS
Facebook
Google+
Instagram

3 comentarios en “Soy feminista pero…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.