virus infantiles

Virus infantiles… ¿Pero cuántos hay? ¿Infinitos?

Cualquiera que tenga hijos ha pasado por el maravilloso mundo de los virus infantiles.

No importa la edad de los vástagos, tarde o temprano acaban teniendo uno de ellos.

Creo que únicamente recuerdo una vez que no me han dicho que mi pequeñaja tenía un virus, y se ha puesto mala pues… a ver, mínimo un par de veces al mes desde que va a la guardería… vamos, muchísimas veces. Se asemeja mucho a cuando un adulto va al médico y al no saber lo que tienen le diagnostican de “nervios” o “estrés” y venga, a casa; pues lo de ellos son “virus infantiles”.

 

¿Cuántos tipos hay de virus infantiles?

Para mi… INFINITOS, y además, cada uno, tiene diversos síntomas.

Tiene mocos, tos y fiebre… es un virus, indudablemente. ¿Cómo se me ocurre pensar que era un catarro o una bronquitis?.

Tiene vómitos o diarrea… efectivamente, es un virus. ¿Qué algo le ha sentado mal? ¡Qué ideas tengo!.

Está decaída y no come bien… está incubando un virus.

Tiene manchas en la piel… pues ¿qué va a ser?, otro de los “virus infantiles” que existen.

 

 

Lo peor de los virus infantiles es que se propagan a la velocidad de la luz y llegan a los adultos.

La faena es que cuando un adulto pasa por uno de estos virus infantiles se pasa una semana realmente jodido (hablando mal y pronto) mientras ves que tu pequeña fuente de virus tiene mocos como tú, tos como tú y hasta fiebre pero está con un buen humor y una energía… que ¡¡ni con 20 años!! por lo que te dan ganas de tomarte Dalsy o Apiretal a ver si tiene algún que otro compuesto que el ibuprofeno o paracetamol para adultos.

 

virus infantiles

 

No sería la primera vez  que voy a urgencias del hospital con mi hija porque no le baja la fiebre ni con antipiréticos y tengo que “exagerar” los síntomas porque ella está gritando y riéndose cual loca por toda la sala de espera independientemente de que sean las 3 de la madrugada.

Eso sí, es ver a alguien con bata blanca que la tumba en la camilla y, empieza el show de la niña del exorcista. No hay manera de calmarla.

 

En definitiva, estoy planteándome pedirle a Papá Noel un uniforme de protección de protocolo para los virus porque la cantidad de veces que mi hija coge un virus es directamente proporcional a las veces que me lo pega. NO Falla.

Y a los que dicen que de tanto ponerse enfermo por virus infantiles uno se acaba inmunizando… ¿Cuánto dura ese “tanto ponerse enfermo”? Porque cuando no tengo mocos y tos, tengo algo digestivo. Y a estas edades ya no cuela pedirle a mami que me cuide y me dé mimitos mientras me duermo en su regazo.

 

Sígueme
RSS
Facebook
Google+
Instagram

2 comentarios en “Virus infantiles… ¿Pero cuántos hay? ¿Infinitos?

  1. Llevaba un tiempo sin leerte con esto de las Navidades y me he reído bien con este post. 100% identificada!! Con todo! El año pasado mi peque durante un mes enganchó uno con otro, estuvo de verdad durante un mes enfermo de cuatro cosas, una por semana. Entre ellas otitis, virus estomacal, gripe… La gripe me la pegó y me dejó moribunda mientras él estaba de fiesta por casa. También pasé por el virus estomacal al mismo tiempo que mi marido, una de las peores experiencias que hemos tenido hasta ahora… Tengo también unos cuantos posts sobre las enfermedades y los niños porque el tema da para mucho. Por cierto, yo ya no voy al médico si no está mal mal para que no me coja más cosas en la sala de espera!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.