A ti, mujer cualquiera

A ti, mujer cualquiera

Cada día, mientras estoy parada en un atasco yendo al trabajo te veo. A ti, que vas con prisa por calle porque llegas tarde al trabajo. Y a ti que quizás vas con tiempo con paso firme y seguro a la universidad. A ti que ríes mientras vas manteniendo una conversación con ese chico que te gusta. Y también a ti que vas pensando en las musarañas mientras caminas. A ti, mujer cualquiera.

 

A ti, mujer cualquiera

 

Puede que tengas pareja o no, quizás deseas ser madre o tal vez no, pero sea como fuere, es justo que sepas la verdad de la maternidad. Ni la versión idealizada que dan muchas ni la versión catastrófica de otras (estilo Samanta Villar) para que tomes la decisión que consideres pero con conocimiento.

 

Ser madre es… es una experiencia que si no la vives es difícil de entender. Es un giro de 180 grados en tu vida. Pierdes lo que ahora sin hijos consideras que es calidad de vida porque se terminó tu intimidad, tu falta de horarios, tus momentos de soledad, tu tiempo de pareja, tu inmadurez, tus días perros sin salir de la cama, tu independencia. También dejarás a un lado los planes alocados de un viernes cualquiera, las horas intempestivas (bueno, las horas intempestivas las vivirás de otra forma), las cañas de un día entre semana, el orden, la limpieza, el silencio (bendito silencio!!), las largas conversaciones telefónicas con amigas, los 5 minutos más por las mañanas.

Visto así puede que hayas empezado a huir pero… ¡¡para!!, algo positivo ha de tener cuando las madres existen y a veces con más de un hijo, ¿no crees?.

 

Asimismo, la maternidad te hará querer como nunca habías sido capaz de imaginar, sacar fuerzas de donde no creerías, tener valentía para lo que antes temías, olvidar cualquier problema con tan solo ver una sonrisa. Tú vida estará llena de vida, valga la redundancia, de risas, inocencia, ternura, amor sincero, diversión, cariño.

Entrarás en un mundo lleno de fantasía e ilusión, que compensará con creces cada lágrima de derramada, sacará lo mejor de ti, te hará sonreír hasta en el peor de los días, volverás a disfrutar como una niña de las pequeñas cosas y vivirás mil aventuras sin ni siquiera salir de casa.

 

Y es que, como con cualquier decisión, en la maternidad existe su parte buena y su parte oscura. No te va a destrozar la vida, pero tampoco ser madre no te va a convertir en una mujer plena ni te va a empoderar, al igual que no te va a hacer sentir realizada. Tanto el poder como la plenitud o la realización solo dependen de ti misma, así que no esperes a ser madre para buscarlo.

 

 

Decidas lo que decidas, pase lo que pase, no te digo que será fácil, solo te digo que merecerá la pena 😉

 

 

23 comentarios sobre “A ti, mujer cualquiera

  1. a mí la maternidad no me ha cambiado, solo han cambiado mis preferencias ….ahora el peque es el primero y comparto mis momentos con él
    vas cansada, tienes poco tiempo para tus cosas, eso sí jejeje pero “sarna con gusto no pica” ^___^

  2. Todo tiene su parte buena y su parte mala. Aunque estoy harta de que la gente ponga la maternidad en una balanza para obligarte a decir que, por supuesto, todo “compensa” a los padres no les suelen hacer esas preguntas…

    Yo creo que la maternidad, como cualquier acontecimiento vital te remueve muchisimo y puede hacerte sentir empoderada o realizada. Pero también conseguir un trabajo, un ascenso, superar una enfermedad, perder a alguien, estudiar lo que te gusta, escribir un libro… no quiero comparar experiencias si no que todos los acontecimientos que te remueven o que te hacen cambiar la perspectiva te hacen crecer.

    🙂

    Me ha gustado mucho!

  3. La verdad es que yo siempre digo que mi maternidad es rara, porque yo, lejos de perder todo lo que se supone que se pierde, lo he ganado. Antes no salíamos, mi marido es adicto al trabajo con negocio propio…y ahora con el niño si lo hacemos. Vamos a la playa, de vacaciones, excursiones etc. Vamos, que he ganado vida social. Lo de dormir, la verdad es que he tenido suerte porque este niño mio duerme hasta el medio dia si lo dejan asi que con la excusa de no hacer ruido, me acurruco a su lado jaja. Nosotros ya no salíamos de fiesta, teniendo un negocio hotelero es complicado, así que eso tampoco ha cambiado. Creo que el cambio más notable ( a parte de los positivos que cuentas y las cosas que aprendes) ha sido el de no poder estar sola en el baño, pero eso me pasa igual con el niño que con el gato ;D

  4. Para mi tiene más cosas buenas que “menos buenas”, esas que olvidas en cuanto recibes un beso de tu peque. Pero bueno, mis cosas malas no es por la maternidad, si no por daños colaterales que tiene Paula. La maternidad es como hacer una Spartan, un camino de obstaculos, que van apareciendo uno detrás de otros. Algunos son más duros que otros pero que al final superas. Bueno o eso crees, por que siempre hay un reto nuevo que superar.
    Saludos!

  5. Qué post más bonito, luego dices que no te gustan las loterías!! Jajaja. Todo en esta vida tiene su parte buena y su lado oscuro, sino no habría equilibrio, pero como dices, merece la pena, y mucho!! Y al que crea que no le va a merecer la pena, es tan fácil como no tener hijos. Un gran post! Un abrazo!

  6. Q bonitas palabras!!! Estoy de acuerdo con lo q dices al 100%. Añadiría q ser madre es descubrir cada día cosas nuevas, nunca nada me hizo descubrir mis capacidades para todo q mi maternidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre Protección de Datos:
Responsable - Cristina Rodríguez.
Finalidad - Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. No usaré el mail para ningún tipo de fines comerciales ni publicitarios.
Legitimación- Consentimiento del interesado.
Destinatarios - No se cederán datos a terceros.
Derechos - El usuario tiene derecho, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir sus datos.

Política de privacidadAviso Legal.