Adiós al tener más hijos

Adiós al tener más hijos

Éste es de los posts más difíciles de escribir, de hecho, lleva meses sin terminar, en la carpeta de borradores porque no he tenido la valentía de dar el paso y asumir la dura realidad de decir adiós al tener más hijos.

Y aunque es una decisión muy meditada, reflexionada y espero que acertada, no es para nada la deseada, por lo que, a pesar de haberla tomado duele, duele demasiado, pero siento la necesidad de gritarla a los cuatros vientos, vomitarla desde mis adentros y vaciar esta carga que siento por ella.

NO VOY A TENER MÁS HIJOS.

no tener más hijos

Tras nacer mi pequeña dictadora, al par de meses me ví inmersa en una cantidad de extrañas y desagradables sensaciones que no esperaba. Sí, me tuvo que tocar a mí, una depresión postparto.

Había oído hablar de ella, pero realmente hasta que no la sientes y vives en primera persona no sabes lo que es capaz de destrozar ese tsunami de emociones encontradas, ansiedad y pensamientos negativos. Ha sido, sin duda alguna, la peor experiencia de mi vida, me ha costado años salir de ese pozo en el que me encontraba y que me quitó de disfrutar de los primeros meses de mi bebé. Tanto que, aunque ahora soy capaz de hablar de ello sin sentir vergüenza y dándome igual lo que piense el resto, se me sigue haciendo un nudo en la garganta y se me escapan un par de lágrimas al recordarlo.

Antes de pasar por ello, yo quería ser madre numerosa. Desde bien pequeña. No sé si tenía que ver que en mi familia somos 3 hermanos, supongo que sí, pero yo quería tres o cuatro.

Pero ya no podrá ser. Adiós al tener más hijos.

no tener más hijos

Tras ir haciéndose más mayor mi hija (y obviamente yo también) sabía que tenía ir planteándome si tendría más hijos o no. Estuve muchas noches sin dormir sabiendo que por mi marido tendríamos muchos más, pero ¿qué pasaba conmigo? ¿Yo quería? ¿Volvería a pasar por todo ello? ¿Me jugaría la familia que tengo por un hijo más?… tenía muchas dudas.

Por una parte, claro que yo quería y quiero tener más hijos. Quiero darle un hermano/a a mi hija, darle un compañero/a de vida. Quiero poder cumplir el deseo de mi marido de tener más hijos. Pero no puedo.

No puedo, no por problemas de infertilidad, pero sí por la alta probabilidad de pasar por otra depresión postparto. Parece una tontería, mucha gente me ha dicho que es una lotería y que cada postparto es un mundo, y que ya sabiéndolo iría más preparada, que lo haga por mi familia, que yo puedo con eso y más, que no es seguro que la vuelva a pasar, etc. pero hablan desde la barrera.

no tener más hijos

He acudido a más de cinco médicos, desde psiquiatras hasta ginecólogos y han coincidido en su respuesta: No tengo porqué pasar por lo mismo pero tengo muchísimas papeletas puesto que es algo químico, hormonal. Y encima la intensidad podría ser inferior o mayor y no me compensa.

No me compensa tener más hijos sabiendo que su madre seguramente estará mal, sabiendo que las discusiones entre su padre y yo podrían ser continuas por mi estado ansioso, sabiendo que es posible que la familia se rompa porque la situación sea insostenible, sabiendo que es muy probable que pase por un dolor emocional bestial que me hará caer al fondo del pozo otra vez y no vea la luz. No, no me compensa. Pero no significa que no duela porque no es lo que yo quiero pero a veces la cabeza debe primar sobre el corazón.

Duele pensar que soy yo la culpable de la situación, la que tiene algo que falla mientras el resto puede tener hijos sin miedo a perder la cabeza, la que está privando a su hija de la experiencia de tener un hermano/a, la que es una cobarde por no arriesgarse y luchar por lo que quiere…

Así que tras pensarlo bien, solo puedo decir adiós a tener más hijos, decir adiós a mi sueño y desear que nadie más me siga preguntando que para cuándo el segundo, porque es una pregunta que aparte de indiscreta causa mucho dolor o me digan que tengo suerte porque ya soy madre.

12 comments on “Adiós al tener más hijos”

  1. Virginia dice:

    Cristina, es una decisión meditada y que te ha costado tomar.
    Yo la apoyo totalmente, porque es devastador el efecto (y los daños colaterales) que trae una depresión.
    Te apoyo, porque además pienso exactamente lo mismo que tú. No compensa el riesgo.
    Has logrado salir a delante, ver la luz al final del túnel y por lo que leo, eres perfectamente capaz de tomar la decisión. La vida no siempre es como imaginábamos, pero no quiere decir que sea peor.
    Además, eres joven, no te ligues las trompas, por si te ves con fuerzas (y ganas) en un futuro…
    Un abrazo enorme, verás cómo tu pequeña dictadora está perfectamente sin un hermano.

    1. Mami Rebelde dice:

      Muchas gracias Virginia!!
      Un abrazo enorme para ti también!!

  2. Vanessa dice:

    No tienes que fustigarte. Es comprensible por todo lo que cuentas la decisión. Y como hija única, te puedo decir que podemos ser felices y no sentir la falta de hermanos. Y con lo buena madre que eres sé que lo conseguirás y que tu pequeñaja terminará pensando como yo en un futuro 😉

    Un abrazote bien fuerte.

    1. Mami Rebelde dice:

      Muchas gracias Vanessa!
      De verdad, agradezco mucho tus palabras!! Espero que así sea
      Un beso enorme!!

  3. Carol dice:

    Mucha fuerza y muchos ánimos!!! Sólo decirte que pidas ayuda siempre que lo necesites a profesionales. Yo he sido mamá hace 5 meses, el último trimestre fue el peor de mi vida, por resumirlo: muchísimo miedo a todo. El posparto no fue para nada lo que me imaginé….(me lo esperaba peor, tenía terror) Y ahora….quiero disfrutar muchísimo de mi peque, pero cuando me da por pensar que me gustaría ser mamá en unos años pienso en si volveré a pasarlo tan mal como en este embarazo….la peor experiencia de mi vida. Un abrazo muy muy fuerte y vive y disfruta lo máximo con tu niña

    1. Mami Rebelde dice:

      Aun es pronto… se olvida esos miedos y dolor, a no ser que haya sido muy heavy entonces toca hacer pros y contras como en mi caso…
      Pasa de lo que te digan y haz lo que puedas, solo tú sabe que es lo q necesitáis tanto tú como tu bebé.
      Gracias!! Un abrazo grande

  4. Carolina dice:

    Es una situación difícil y una decisión muy importante y dura. Me alegra saber que has podido tomarla y que poco a poco aceptarás la decisión tomada y que disfrutarás a cada momento de la fantástica familia que tienes. Ánimo guapa!

    1. Mami Rebelde dice:

      Llevaba mucho tiempo tratando de decidir, sin saber qué hacer, preguntando a profesionales, jodida por sus respuestas… pero hay que asumir y avanzar.
      Muchas gracias, gorda! De verdad!! ❤️

  5. Ana Maria Sala de Capel dice:

    No he pasado, gracias a Dios, por esta circunstancia , pero siento que quiero darte un abrazo inmenso porque esto ha sido muy duro para ti, y cada uno reacciona como puede. Te mando un beso enorme y te deseo lo mejor para tu vida y tu hogar. Es una nueva etapa y va a estar llena de felicidad. Hasta pronto querida amiga.

    1. Mami Rebelde dice:

      Muchas gracias Ana María!!
      Espero que pronto me lo puedas dar en persona!! Gracias por tantos buenos deseos!!

  6. Telva dice:

    Yo no creo que sea por tu culpa, es una circunstancia que se ha dado y ya está. Disfruta de tu hija y no te martirices. Y te lo dice una que tuvo una pequeña depre con el primero, no fue monumental, pero sí que sentía que me faltaba el aire. Ánimo guapa. Un abrazo enorme.

    1. Mami Rebelde dice:

      Muchas gracias Telva!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre Protección de Datos:
Responsable - Cristina Rodríguez.
Finalidad - Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. No usaré el mail para ningún tipo de fines comerciales ni publicitarios.
Legitimación- Consentimiento del interesado.
Destinatarios - No se cederán datos a terceros.
Derechos - El usuario tiene derecho, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir sus datos.

Política de privacidadAviso Legal.

    

¿Quién soy?

mami rebelde

Soy Mami Rebelde y tengo 36 años.

Soy mamá de una niña de 4 años, que a veces se convierte en una pequeña dictadora de mucho cuidado y otras es increíblemente maravillosa.

No soporto las injusticias ni los estereotipos, tampoco el postureo y mucho menos el victimismo como llamada de atención.

Con opinión propia y puede que a veces políticamente incorrecta, pero siempre clara y sincera.

Me encanta el sonido del mar, el olor a tierra mojada, las risas, el sol, la música bien alta, bailar como si nadie me viera, viajar, las charlas interminables con amigas y quedarme embobada viendo la sonrisa de mi hija.

“No te digo que será fácil, solo que merecerá la pena”

    
[frontpage_news widget="4197" name="Últimas entradas"]