Blog

Embarazo SEO

Embarazo SEO

¿Qué es eso del embarazo SEO? Fácil, personas que se aprovechan de su estado de embarazada para dar más juego en redes sociales, llegando algunas a aprovechar el tirón hasta tal punto que escriben uno o varios posts sobre su situación.

Los hijos no unen o desunen, los hijos atan

Los hijos no unen o desunen, los hijos atan

Siempre pensé, antes de tener hijos, que lo que más podía atar a una pareja era el matrimonio. JA, ¡Ilusa! Al matrimonio en cualquier momento puedes ponerle punto y final, pero aun así me daba mucho respeto dar ese paso por eso del “para siempre”. Sin embargo, al nacer mi pequeña dictadora fui consciente de que ni boda, ni hipoteca, ¡ni leches! Lo que te ata es un hijo. No unen o desunen, los hijos atan.

“Eso es de niñas“

“Eso es de niñas“

No es la primera, y me temo que no será la última vez, que oigo a padres o madres quejarse de que sus hijos que juegan a juegos que tradicionalmente han sido para niñas y viceversa, han dejado de hacerlo únicamente porque en el colegio otros niños les han dicho que “eso es de niñas” o de niños. Pero ¿Quién tiene la culpa? ¿Esos niños que les dicen que eso es de niñas? ¿Nuestros hijos por hacerles caso? ¿O nosotros,…

Leer más Leer más

Siempre a tu lado

Siempre a tu lado

Tras circunstancias que me rodean y un año de mierda, las cosas como son, me acabo de dar cuenta de lo frágil y efímera que es la vida. Es algo que hasta que no te sucede alguna desgracia cerca no eres realmente consciente, ni te planteas, hasta que una madrugada de un martes cualquiera recibes una llamada que jamás hubieses deseado recibir, pero es ley de vida (odio con todas mis fuerzas esta frase… grrrr!! Fucking ley de vida!).

La vida no es de color rosa

La vida no es de color rosa

Desde hace ya algún tiempo que viene siendo tendencia el happy power, la mentalidad positiva, llegando incluso a puntos tan extremos de vomitar corazones, unicornios y arcoíris, lo cual roza la estupidez porque la vida no es de color rosa.

Mi pérdida de identidad

Mi pérdida de identidad

Hace casi tres años que soy madre y por fin puedo decir que he recuperado mi identidad como persona. Todo comenzó nada más nacer mi pequeña dictadora, incluso en el propio hospital, dejé de ser Cristina, para pasar a ser la “Mamá de“. Poco a poco fui pérdiendo mi identidad, sin darme cuenta, de una manera sutil y a traición.