Cuando no te invitan a un cumpleaños

Cuando no te invitan a un cumpleaños

25/06/2018 20 Por Mami Rebelde

Lo sé, uno en su cumpleaños invita a quien le da la gana. Nadie está obligado a invitar a quien no quiere o con quien no tiene apenas relación, pero ¿qué sucede cuando no te invitan a un cumpleaños? ¿Alguien se ha parado a pensar cómo se sienten esos niños?

A mi hija le ha ocurrido y eso que hablamos de niños que cumplen apenas tres años. Pues los padres ya hacen distinciones entre los niños a la hora de decidir a quien invitan y a quien no fomentando así los grupitos y la exclusión y marginación de los “no elegidos”.

 

Cuando no te invitan a un cumpleaños

 

Cuando no te invitan a un cumpleaños…

– Te sientes menos que los demás, crees que hay algo que falla en ti, cuando tú no tienes culpa de nada.

– Te aíslan del resto de niños que sí han invitado puesto que tienen más vivencias en común, han pasado más tiempo juntos de risas y juegos, etc.

– Cuando no te invitan a un cumpleaños te dejan la autoestima por los suelos y encima tienes que hacer como si te diese igual cuando te han hecho un feo como una catedral.

– Consiguen que cojas manía al niño/a que no te ha invitado aunque la decisión haya sido tomada por sus padres.

– Tus padres cogen manía a los padres del cumpleañero por hacerle ese feo gratuito a su hijo/a. ¡¡Y es que con los hijos no se juega!!

 

Cuando no te invitan a un cumpleaños

 

Pues a pesar de que mi hija aún no tiene ni tres años, ya ha sufrido que no la inviten a un par de cumpleaños de niños de su clase. WTF!! ¿Empezamos ya tan pronto con este tipo de feos? ¿Qué mierda es ésta? ¡¡Mal vamos así!! Grrr!! **#@!!

 

El primero fue en casa del niño y solo invitó a sus 3 amigos más allegados, con los que siempre juega. Entiendo que por cuestiones de logística no invitaron a toda la clase a su casa porque a no ser que tengas un chalet del estilo de Pablo Iglesias es inviable, puesto que son 23 niños en clase.

 

Cuando no te invitan a un cumpleaños

 

La segunda vez, ésta es la que realmente me indignó, fue un cumpleaños de una niña que se celebraba en la misma guardería. Por lo visto para este tipo de eventos te dejan el patio y el comedor una vez finalizadas las clases. Un patio de arena que tiene columpios, cosas varias para trepar, casitas de madera, en el que caben unas 250 personas perfectamente, grosso modo.

 

Pues de los 23 niños de clase, invitaron a 17. Sí, 17 fueron “los elegidos”, entre los que no se encontraba MI HIJA. Y me cabrea, duele, indigna y enfada. Y no por el hecho de que mi hija no fuera invitada, que también, si no porque con apenas 2 y 3 años cuando no te invitan a un cumpleaños multitudinario se les está enseñando la discriminación y exclusión y se les está haciendo sentir mal y, en este caso, no caben motivos logísticos ni cosas del estilo, si no básicamente es debido a qué los padres son unos auténticos IMPRESENTABLES!! (Con todas las letras)

 

Cuando no te invitan a un cumpleaños

 

A pesar de esto, dentro de unos días será el cumpleaños de mi pequeña dictadora y yo SÍ que voy a invitar a toda su clase, aunque mi hija solo juegue con un par de niños y yo tenga relación con apenas unos padres, pero me niego a hacerle sentir de menos a un niño. Reconozco que se me pasó por la cabeza no invitar a la niña que no invitó a la mía, pero lo cierto es que ella no tiene culpa de la mierda de educación que le están dando sus padres, aunque aún no sean conscientes como para sentirse menospreciados.

 

Pero, como adultos, deberíamos ser más conscientes de nuestros actos y más cuando no nos gustaría que se lo hicieran a nuestro hijo/a porque cuando no te invitan a un cumpleaños te sientes desplazado, señalado y en definitiva te sientes mal.