Duele no saber si voy a poder tener más hijos

Duele no saber si voy a poder tener más hijos

“Duele, la vida como un puñal hay veces que duele…”

Esta frase de la canción Semilla en la tierra me viene perfecta para describir como me siento a veces… porque a veces duele y demasiado. Y lo único que puedo hacer es llorar y maldecir cuando nadie me ve. Duele no saber si voy a poder tener más hijos.

Y aunque para muchas personas le pueda parecer algo desmedido, exagerado o una nimiedad… A mi me duele mucho, me está quemando por dentro el no saber si voy a poder tener más hijos. Hay muchas cosas peores, lo sé, pero no puedo evitarlo.

Duele no saber si voy a poder tener más hijos

Todo comenzó cuando nació mi pequeña bombón y sufrí depresión postparto, la cual, al no cogerla a tiempo se alargó más de lo esperado y deseado. Esta maldita compañera se basaba en ansiedad, pero a lo bestia, desmedida. Sin motivo aparente, sin avisar, ni importar el dónde, cuándo o con quién estuviese. Simplemente aparecía y ¡¡agárrate que vienen curvas!!

A día de hoy estoy luchando por asumirla, aceptarla y gestionarla porque aunque la depresión haya desaparecido, la ansiedad continua, mermada muchas veces, pero ahí sigue conmigo. Voy despacio pero con buena letra. De hecho, muy pronto voy a encontrarme cara a cara con ella, sin fármacos que la mitiguen. Solas ella y yo. Y sé que será duro, pero si lo logro será un gran paso para mi y para mi autoestima. Y aunque por dentro estoy aterrada cual niña pequeña, es un paso que tengo que dar pero tengo grandes dudas en si lograré conseguirlo porque son muchos años conviviendo con ella.

Duele no saber si voy a poder tener más hijos

Si lo supero puedo ponerme a buscar el tan ansiado bebé que quiero. Bueno, queremos, porque mi pareja lo desea también y me rompe el alma el no poder cumplir su deseo por un problema mío, aunque él me apoye, es demasiada responsabilidad no elegida sobre mis hombros. Y es que las probabilidades de sufrir otra vez lo mismo son altísimas, por no decir que tengo todas las papeletas para sufrirla otra vez.

Noooo… otra vez volver estar como antes, pero con una niña que sería consciente de todo y a la que no quiero enseñarle, aún, esa parte dura de la vida, la que duele y a veces aprieta demasiado fuerte y con una bonita familia que se podría ir al traste por ello. NOOOOO!!!

Sin embargo, tengo alternativas para prevenirla. Me han comentado que lo que se podría hacer es, una vez que dé a luz, medicarme para evitar que me suceda de nuevo. Hombre, la prevendría pero tendría que pasar otra vez por la fase de quitarme la medicación, la cual es bastante desagradable porque te llegas a encontrar incluso peor que antes de empezar a tomártela, así que como idea no es muy reconfortante, la verdad.

Duele no saber si voy a poder tener más hijos

Sí, lo sé, habrá quien piense que soy exagerada, que no tengo una enfermedad grave. Y sí, es simplemente ansiedad, pero solo quien la padece sabe lo limitante que es.

También intento conformarme con mi realidad pensando que ya tengo una hija, ya soy madre. Y que no tengo problemas de fertilidad. Lo sé, podría ser mucho peor, pero eso muchas veces no me consuela porque ésta es mi vida, uno de mis problemas, de los que me duelen y me hacen tener la cabeza dando vueltas constantemente. Y me cuesta mucho asumir que no tendré lo que siempre he querido. Ya sé que la vida no sucede como uno quiere, pero cuesta aceptarlo.

Duele no saber si voy a poder tener más hijos

Así que cuando nadie me ve… lloro y grito maldiciendo por qué me ha tenido que pasar a mí. Lloro porque deseo tener otro bebé del que poder disfrutar como no pude hacerlo con mi pequeña dictadora. Grito por no poder quizás darle un hermano porque sé lo importantes que son en la vida, ¡¡fundamentales!! Lloro porque hay días en los que duele demasiado el no saber si voy a poder tener más hijos.

13 comments on “Duele no saber si voy a poder tener más hijos”

  1. MamiGenial dice:

    Preciosa, te entiendo mucho… porque sé lo que es la depresión postparto, la depresión en otros momentos de la vida y la ansiedad… Lo he vivido y es lo peor porque jamás sale de tu cabeza…
    He pasado por 2 depresiones antes de la postparto, las 2 muy muy medicada, por eso para la postparto decidí no medicarme y pedir ayuda profesional, mi psicóloga, mi pareja, mi niño, mi madre… ellos han sido mi medicación. Y ha sido duro, duríiiiisimo, pero nada como ser dependiente de las pastillas…
    Yo también quería otro bebé pero sabía que así no podría, al final me dieron el alta y vía libre para volver a ser madre, con la tranquilidad de que la depresión nos llega por el choque tan fuerte entre nuestro ideal, pensamiento y la realidad… Esta vez ya pasas por algo que conoces, vienes reforzada de todo y la experiencia que tienes te va a ayudar, estoy segura.
    Yo vuelvo a estar embarazada y no voy a medicarme cuando nazca el peque, solo estaré más atenta y, si hiciera falta, llamaría antes a mi psicóloga para que me ayudase a volverme a encontrar 🙂
    Un abrazo enorme, corazón.

    1. Mami Rebelde dice:

      Ay, muchas gracias guapa!!
      Es que me aterra pasar por lo mismo porque fue durísimo y tampoco me hace gracia lo de medicarme para prevenirla porque luego hay que volver a quitarse la medicación y cuesta muuuucho.
      Espero que al no ser una novata no me estrese tanto y las hormonas me den un poco de tregua porque no ayudan las muy petardas.
      Qué difícil es volverse a encontrar a veces… Muak!!!

  2. La ansiedad es muy limitante…y es normal que te duela que no puedas tener la realidad que tanto deseas en la forma que querrías.
    Un abrazo fuerte

    1. Mami Rebelde dice:

      Demasiado limitante a veces… pero bueno, poquito a poco.
      Un abrazo guapa.

  3. Y estas en todo tu derecho a llorar y gritar, porque duele, claro que duele. Lo sé por experiencia y porque yo tampoco sabía si podría tener más hijos… yo me lancé, cagada de miedos, distintos a los tuyos… pero mi sueño y ganas pudieron a la sensatez y miedo. Hagas lo que hagas, sabes que estaré ahí, si necesitas chillar, llorar, maldecir o lo que sea… sabes que estoy… sabes que tus piñas estamos. Y aunque sea fácil decirlo y no hacerlo, respira y relaja… y vive! Sobretodo vive!!! Vive el ahora! El mañana… ya se verá!

    1. Mami Rebelde dice:

      SI es que eres un amor María.
      No me puedo comparar contigo porque eres un campeona nata pero te lo agradezco. Un beso enorme

  4. Te entiendo perfectamente, aunque ya tenga uno llevo 6 años buscando un segundo, casi lo conseguimos hace dos años, pero la alegría duro un par de semanas. Teniendo un peque con necesidades especiales siempre me preocupo en su futuro, en dejarlo solo en la vida sin ni siquiera un hermano. Pero ya se hizo tarde y a mi edad casi no tengo posibilidades… Espero que en un futuro nos leamos felicitándonos por una segunda maternidad. Animo!!

    1. Mami Rebelde dice:

      Gracias Rocio!!
      También es verdad que hay que pensar que aparte de hermanos hay primos, tios y demás 😉
      Un besazo

  5. Bea Ferriz dice:

    No sé si te sirve i experiencia, pero bueno yo te la cuento. Al nacer mi hija mayor también pase por una depresión, tanto post parto cómo por la enfermedad de ella.
    Me sentía culpable porque tuviese una cardiopatía, me hice responsable. Además el embarazo fue malo, el parto fue una cesárea, se la quedarón el la UCI y a mi, me dierón el alta… A los dos meses que parecia estar saliendo del bucle fue cuando le diagnosticarón la cardiopatía… Ahí ya me derrumbe y se me vino todo encima. Hasta el año no pedí ayuda… a mi hija la operaron con 14 meses, y desde ahí la cosa fue mejorando, no tome medicamentos.
    Porque con 15 años cuando mi madre enfermo, me mandaron muchos antidepresivos (tenia muchos ataques de ansiedad).
    Me costó mucho dejar de tomarlos. El médico no confiava en mí y no me los queria quitar, pero a los 20 dije hasta aquí. Y con un par me lo saque, lo pasé muy mal pero me alegro.
    Lo que esta vez me ayudo es una coach, las amigas, mi pareja. Y sobretodo dejar de lado la culpa. Intento mantenerla lejos, aunque de vez en cuando aparece. Todo esto fué lo que me ayudó a centrarme. Las nenas se llevan 4 años y medio, porque fue el tiempo que necesite.
    Así que aquí tienes mi apoyo, centrate en ti en ponerte bien. No te fuerces, no te culpes, no te presiones. Disfruta de tu hermosa familia, de todo lo que tienes, que es mucho.
    Que la primera vez tuvieras una depresión post parto no quiere decir que la vuelvas a pasar en mi caso la segunda sano muchas heridas.
    Un abrazo enorme Cristina.

    1. Mami Rebelde dice:

      Qué dura tu historia!! y qué valiente y fuerte eres Bea.
      Muchas gracias por todo!! Un abrazo enorme

      1. Bea Ferriz dice:

        Ya verás cómo poco a poco todo irá mejor. Otro para ti enorme y si necesitas desahogo ya sabes! Por aquí me tienes.

  6. Yolanda dice:

    Me puedo imaginar lo duro de la sitiación. Sabes que siempre te animo a luchar por lo que tanto deseas. No tires la toalla. Sabes que estoy a tu disposición para lo que necesites. Un abrazo fuerte!!

    1. Mami Rebelde dice:

      Mil gracias mi piña!! Un abrazo enooooorme. Eres muy grande!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre Protección de Datos:
Responsable - Cristina Rodríguez.
Finalidad - Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. No usaré el mail para ningún tipo de fines comerciales ni publicitarios.
Legitimación- Consentimiento del interesado.
Destinatarios - No se cederán datos a terceros.
Derechos - El usuario tiene derecho, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir sus datos.

Política de privacidadAviso Legal.

    

¿Quién soy?

mami rebelde

Soy Mami Rebelde y tengo 36 años.

Soy mamá de una niña de 4 años, que a veces se convierte en una pequeña dictadora de mucho cuidado y otras es increíblemente maravillosa.

No soporto las injusticias ni los estereotipos, tampoco el postureo y mucho menos el victimismo como llamada de atención.

Con opinión propia y puede que a veces políticamente incorrecta, pero siempre clara y sincera.

Me encanta el sonido del mar, el olor a tierra mojada, las risas, el sol, la música bien alta, bailar como si nadie me viera, viajar, las charlas interminables con amigas y quedarme embobada viendo la sonrisa de mi hija.

“No te digo que será fácil, solo que merecerá la pena”

    
[frontpage_news widget="4197" name="Últimas entradas"]