ALERTA: Epidemia de justificatitis

ALERTA: Epidemia de justificatitis

30/04/2019 12 Por Mami Rebelde

Desde hace algún tiempo, existe una epidemia de justificatitis que está afectando sobre todo a los padres/madres y de la cual no estamos siendo realmente conscientes para ponerle freno, por lo que se está extendiendo más tiempo del debido y parece ser, según fuentes oficiales sanitarias, que cada vez afecta a más personas.

Por esto, es fundamental difundir cualquier información relativa a ella para que cualquier padre o madre que se encuentre en su radio de afección pueda salir ileso y así evitar su propagación.

Justificatitis: dícese de la enfermedad por la que uno da motivos o explicaciones del por qué hace o no hace las cosas, convirtiéndose en justificaciones al no hacer falta.

La gravedad o nivel de emergencia sanitaria de la justificatitis depende principalmente de la facilidad de la transmisión de dicha enfermedad, la relación entre los padres en peligro potencial y los/as que pueden ser consideradas inmunes. (toda mi admiración a aquellas inmunes porque significa que han conseguido hacer oídos sordos y tener mucha seguridad en sus decisiones)

justificatitis

Al principio yo tenía justificatitis, lo reconozco, sobre todo cuando mi pequeña dictadora tenía escasos meses. Ante las preguntas que me hacían los demás siempre terminaba usando un porqué. Parecía que tenía que justificar mi decisión, bien fuese darle biberón, pecho, dejar que usase el chupete, colechar o no, portear o cualquiera de lo que hiciese con mi hija. Sin embargo, según ha ido creciendo, las justificaciones han ido aminorándose aunque a veces no terminan por erradicarse del todo.

Parece que siempre andamos justificándonos por todo para que no nos juzguen.

Sin ir más lejos, el otro día, me dí cuenta que otra madre de clase de mi hija tenía justificatitis cuando al darle la merienda a su hija simplemente comenté un inofensivo “Mmmm, ¡qué rico sandwich de nocilla!“. En ese mismo instante, esa madre me dijo instantáneamente que se le habia terminado la fruta y tenía que ir a la compra porque ella no le daba siempre eso para merendar.

A ver… ¿Qué pasa aquí? ¡¡No he dicho nada!! No he opinado si me parece bien o mal porque cada madre hace lo que quiere/puede con sus hijos y aún así me soltó esa justificación. ¿Por qué?

justificatitis

La crianza se ha vuelto muy dogmática y exigente. Y a pesar de que no existe método infalible ni perfecto nos ponen, de manera injusta, esa carga encima de nuestros hombros.

Y entonces vienen las justificaciones para quedarnos más tranquilos, ya que nos preocupamos EN EXCESO por lo que podrán pensar sobre nosotros y nuestra manera de hacer las cosas.
Nuestro miedo a dar una mala imagen como padres, nos lleva en un gran número de ocasiones a dar explicaciones innecesarias. La justificatitis solo muestra nuestra inseguridad y búsqueda en los demás de su aprobación y agrado, a pesar de que es algo que afecta exclusivamente a nosotros (como padres/madres) y a nuestros hijos.e

justificatitis

La ÚNICA justificación válida, según la OMS, es… PORQUE ME SALE DE LOS COJONES DA LA REAL GANA. Ya está. Creo que desde que somos p/madres se debe dar por hecho que lo que cada uno hacemos es porque así lo hemos decidido sus padres, nos movemos por instinto, tratamos de sobrevivir a esta caótica aventura de la maternidad, somos los que mejor conocemos a nuestros hijos y sabemos sus necesidades. Y punto. ¡¡Basta ya de justificatitis!!!

La OMS añade que debemos renegar de esa presión que nos impone a los padres y hacerlo lo mejor que podamos haciendo oídos sordos a lo que nos digan, porque las opiniones son como los culos, todos tenemos uno.