Existen niños cabrones

Existen niños cabrones

22/05/2017 24 Por Mami Rebelde

Así es. Aunque parezca una afirmación muy dura, es real, porque existen niños cabrones. No todos los niños son buenos, ingenuos y tiernos al igual que la maternidad no es toda color de rosa.

Cabrón es un calificativo un poco exacerbado y cruel pero es que el adjetivo de malo se queda corto en muchos casos a parte de inapropiado.  Al igual que la expresión “cosas de niños” no vale para justificar cualquier actitud.

Y que conste que no me gusta etiquetar y mucho menos a un niño, pero ya me diréis qué nombre se le pone al niño que acosa, humilla, veja, hace daño conscientemente.

Existen niños cabrones

Yo no sé si se debe a que estos niños tienen unos padres aún más cabrones o a que pasan de sus hijos privándoles de la educación y atención que necesitan. Pero sea por lo que sea, existen, y es un problema de todos.

Son cosas de niños.

Ésta es la justificación de sus actos que más se escucha. ¿Cosas de niños? Entonces, nosotros que somos adultos ¿qué debemos hacernos? Pero ¿qué locura es ésta?.

NO todo son cosas de niños. Un niño juega, se pelea, se enfada, quita juguetes pero no acosa tanto física como psicológicamente a otroa hasta puntos en lo que hay algunos niños que se quitan la vida. SE QUITAN LA VIDA!! WTF. ¿Esto es cosa de niños? De ¡niños cabrones!.

Existen niños cabrones

Debemos ver el comportamiento de nuestros hijos desde pequeños e ir educándoles en valores y ética. Son nuestra responsabilidad y muchos padres no son conscientes.

Para muestra de la inconsciencia o pasotismo de los padres, el otro día en la guardería, un niño de unos 4 años le dió sin querer en la cara con un columpio a mi hija. Se le había avisado antes de que iba a hacer daño a alguien y que eso no se hacía pero el niño pasaba (al igual que la madre). Tras ver llorar a mi hija, la madre solo se acercó a decirme “Bah, si no le ha dado bien”. ¿¿¿Perdona???? Me tuve que morder la lengua porque lo que iba a decir no era muy adecuado porque no se inmutó ni el niño ni la madre. Y entiendo que fue una cosa de niños (brutos pero niños) y que fue sin querer pero… ¡qué menos que pedirle perdón a mi hija!.

Y es que los padres tenemos un papel fundamental en este tema. Y sin límites, educación y valores, este problema irá in crescendo hasta el punto de que nuestros hijos sean víctimas de niños cabrones y, parece ser que, hasta que no llegue ese momento, los padres no actuamos y NO PUEDE SER.