¿Hay sexo tras la maternidad?

¿Hay sexo tras la maternidad?

18/04/2017 6 Por Mami Rebelde

Tras dar a luz y el cambio drástico que supone tener un bebé, la relación de pareja se resiente y, con ello, indudablemente la vida sexual. Pero… ¿hay sexo tras la maternidad?.

Existir existe. Aunque sea diferente a como era con anterioridad. Diferente no significa peor. Diferente no significa mejor. Depende de cada relación.

Cuando eres madre te das cuenta de que hay dilemas en la maternidad que son inevitables. No dispones de mucho tiempo para ti por lo que hay que escoger entre comer o dormir, sexo o dormir, recoger la casa o dormir… vamos, que sin duda alguna, eliges dormir. Y si no lo haces, créeme que lo acabarás haciendo, básicamente por supervivencia.

 

sexo tras la maternidad

 

Durante las primeras semanas, tras ser madre, acabas malcomiendo cualquier cosa ya preparada (leche con galletas, sandwiches, pizza, etc.) así como, para adecentar la casa, metes toda la ropa hecha un batiburrillo en el armario. Tu vida es el bebé exclusivamente.

Y con un bebé el tema sexo es complicado, aunque tampoco lo echas de menos porque es en lo último en lo que piensas (básicamente porque estás tan k.o. que no puedes ni pensar con lucidez).

Pero poco a poco todo vuelva a la normalidad. Te acostumbras a dormir poco y a organizarte, vuelves a tener vida de pareja y es ahí cuando resurge el sexo tras la maternidad. Porque a pesar de tener un bebé, no hay que olvidarse de la pareja, de vuestros momentos, complicidades, charlas y claro que sí, del sexo.

 

sexo tras la maternidad

 

Aprovechas cuando está dormido (ahí es cuando aparece la ley de Murphy: el día que te animes, ese día, se pondrá a llorar en el momento más inoportuno). Ya no será algo tan espontáneo como antes, porque ya no sois sólo 2 y la madre, al menos en mi caso, tiene un satélite rondándole todo el día. Es diferente. Al perder cantidad, por falta de tiempo, obtienes calidad debido a las ganas acumuladas que tienes.

No se puede pretender que todo sea como antes, porque ya nada es como antes. Es como cuando empiezas una relación, el sexo es muy bueno y abundante, y todo va de lujo. Luego, pasan los años y convivís juntos, y la vida sexual empieza a concentrarse en los fines de semana. Pues igual con el sexo tras la maternidad.

 

sexo tras la maternidad

 

El sexo se va adaptando a las nuevas situaciones pero no hay que olvidarse de él, porque cuanto menos sexo se tenga menos ganas se tiene y viceversa. No debe dejarse de lado porque es una parte esencial en una relación. Tal vez sea el momento de romper la rutina y darle rienda suelta a la imaginación, tener más tiempo a solas para los dos, no tomarlo como una “obligación” y no obsesionarse tanto con la cantidad si no con la calidad.