La estrella que nunca se va a apagar

La estrella que nunca se va a apagar

Desde que soy madre mi vida gira entorno a mi pequeña dictadora dando un giro de 180 grados. Obvio. Pero si algo me ha dado la maternidad, aparte de ello, es hacerme ser aún más consciente del valor que tiene una madre, ergo, el valor que tiene MI MADRE. Si… ya sé que todos sentimos que tenemos la mejor madre del mundo, pero, ¿acaso se lo decimos?.

 

Se nos cae la baba cuando nuestros hijos nos dicen que nos quieren mucho, nos dicen que somos la mejor madre del mundo, así que ¿por qué no hacemos lo mismo nosotros? o ¿es que con los años ya no nos hará felices que nos lo digan?. Claro que si, pero estamos tan enfrascados en nuestras vidas frenéticas, trabajos, parejas, hijos, etc. que obviamos algo tan sencillo a la par que reconfortante como es decirle a nuestras madres lo increíbles que son.

 

Así que esto va para ti, ¡Mamá!!

 

 

Por tus besos curativos, por tus abrazos reconfortantes, por tus miradas cómplices, por tus sonrisas que alimentan el alma, por tus palabras tranquilizadoras, por tus garras de leona, por tus gestos protectores, por tus deseos sinceros, por tu apoyo incondicional…

 

Podría seguir enumerando cada esfuerzo realizado, cada detalle, cada muestra, pero sería una lista interminable. Lo puedo resumir en dos frases: ¡ERES LA MEJOR MADRE DEL MUNDO! ¡Y te quiero a rabiar!.

 

 

Eres la estrella que nunca se va a apagar, por muchas tormentas que haya, por muchas nubes que surjan, porque cuando más se oscurece todo alrededor ahí estás tú brillando para iluminar el camino. Y solo puedo darte las GRACIAS por todo.

 

Y es que siempre es buen momento para decirle a una madre lo que sentimos. ¿Por qué esperar a determinadas circunstancias para hacerlo?.

 

 

8 comments on “La estrella que nunca se va a apagar”

  1. Es que las madres tienen algo especial, aunque a veces, nos cueste verlo porque quizá son las que siempre nos están más encima y pasa una época en la que eso nos llega a agobiar… Pero todo lo que hacen es de buena fe y porque nos quieren a rabiar ( vale, habrá excepciones ).

    Vivan nuestras mamis!!!! Y las mamis que las parieron!!!

  2. Que bonita entrada! Y es que cuando somos madres miramos con nuevos ojos a las nuestras, y vemos todo lo que hicieron y hacen aun por nosotros.

  3. Natalia dice:

    Que bonitas palabras! Tu madre es una gran mujer como tú. Y seguro que dentro de algunos años escuchas las mismas palabras de tu peque. Un beso grande amiga y enhorabuena por esa madre.

  4. Que bonita oda a tu madre, una madre siempre está presente. Yo con la mía des de que he sido madre estoy más unida a ella que nunca.
    Un beso guapa

  5. Karenmalv dice:

    y, Cris q bonito!!! Y q cierto es. Voy a recordar siempre decir a mi madre te quiero desde ahora.

  6. Yolanda dice:

    Que bonitas palabras para una madre, y que poco las decimos a veces!

  7. Eva Álvarez dice:

    ¡Olé mi amiga y su Mami! Normal que seas tan guapa, con esa familia en la que no hay ningún feo. Tienes a quién salir, miarma.

    Besis

    1. Mami Rebelde dice:

      Alguno hay… jajajaja
      Gracias amiga!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre Protección de Datos:
Responsable - Cristina Rodríguez.
Finalidad - Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. No usaré el mail para ningún tipo de fines comerciales ni publicitarios.
Legitimación- Consentimiento del interesado.
Destinatarios - No se cederán datos a terceros.
Derechos - El usuario tiene derecho, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir sus datos.

Política de privacidadAviso Legal.

    

¿Quién soy?

mami rebelde

Soy Mami Rebelde y tengo 36 años.

Soy mamá de una niña de 4 años, que a veces se convierte en una pequeña dictadora de mucho cuidado y otras es increíblemente maravillosa.

No soporto las injusticias ni los estereotipos, tampoco el postureo y mucho menos el victimismo como llamada de atención.

Con opinión propia y puede que a veces políticamente incorrecta, pero siempre clara y sincera.

Me encanta el sonido del mar, el olor a tierra mojada, las risas, el sol, la música bien alta, bailar como si nadie me viera, viajar, las charlas interminables con amigas y quedarme embobada viendo la sonrisa de mi hija.

“No te digo que será fácil, solo que merecerá la pena”

    
[frontpage_news widget="4197" name="Últimas entradas"]