Lecciones de moral

La piel fina

Vivimos en la época de los ofendidos que tienen la piel fina, y sobre todo en el tema de la maternidad. Parece que todo tiempo pasado, el que hemos vivido siendo niños estuvo mal, vamos, que tuvimos los peores padres posibles porque todo son pegas e inconvenientes a cómo se hacía antes.

 

Y es que que a pesar de tener mayor libertad  de expresión que antes, tenemos que medir nuestras palabras, los temas que tratamos y la manera de hablar porque si no, aparecerán de debajo de las piedras un sinfín de personas con la piel fina que recharazán todo aquello que no sea compatible con sus “principios” llegando a dramatizar y ofenderse, tomándoselo todo muy a pecho e incluso decir que nuestras opiniones atentan contra la maternidad.

 

La lactancia.

Antes mayoritariamente se daba lactancia materna, porque era lo que “había que hacer” y era lo mejor para el bebé. Tampoco había casi más opciones como hoy en día.

 

Ahora, aparte de la lactancia materna, en muchas ocasiones se da biberón por diversos motivos e incluso por decisión propia de la madre.

 

La piel fina

 

Aquí surgen las ofendidas de la lactancia materna que incluso defienden que se es menos madre por dar lactancia artificial. Perdona?? WTF?? Ser madre depende de si das el pecho o no?? Con dos coj****! Ridículo!! Vamos si tenemos la piel fina!!

 

La educación.

Antes nos educaban con el método tradicional, donde el tiempo no lo marcaban los alumnos, si no el profesor, el cual mostraba los errores cometidos e indicaba cómo hacer las cosas y conducía las clases. De hecho, en contadas ocasiones hasta se daban unos cachetes o azotes en el culo.

 

Ahora predomina el método Montessori, donde quien lleva las riendas del aprendizaje es el propio alumno. Él decide cuánto tiempo invertir y en qué actividad y el profesor sólo orienta. Y ni se te ocurra rozar al niño porque se considera maltrato.

 

La piel fina

 

En la educación pasa justo lo contrario que con la lactancia: lo guay es lo moderno. Aquí se tiene la piel fina diciendo que la educación de antes era muy estricta. Puede ser, pero la vida no es un camino de rosas donde nosotros marcamos el ritmo, ojalá, pero no es así. Y hasta darle una voz a tu hijo se considera maltrato infantil.

 

Los juguetes.

Antes había todo tipo de juguetes y de todos los materiales. Jugábamos con chapas, canicas, bebés, muñecas, a la comba, goma, etc.

 

Ahora juegan con la tecnología, muñecos que hacen de todo donde la creatividad desaparece, coches que se mueven de manera autónoma, etc.

 

La piel fina

 

Aquí aparecen los ofendidos porque los niños se vuelven “idiotas” con la tecnología y pierden capacidades como la imaginación, el movimiento físico, la creatividad. Pero… ¿en qué quedamos? ¿Educación tradicional no pero sí sus juegos? Una muestra más de la piel fina que se tiene hoy en día.

 

La comida.

Antes se daba lo que se podía y se intentaba dar una alimentación equilibrada. Recuerdo que se merendaba galletas, bocadillos y cosas por el estilo.

 

Ahora hasta se mira todas las etiquetas para ver los gramos de azúcar que contiene cada alimento llegando hasta puntos en los que se sataniza a las galletas María. OMG!

 

La piel fina

 

Y con este tema, tener la piel fina es poco, porque la gente se vuelve extremista tachando de mala madre por dar unos inofensivos gusanitos en determinadas ocasiones. Gusanitos!! Sacrilegio!!

 

Y es que no todo es blanco o negro. Hay grises. Ni todo lo de antes estaba fatal hecho ni ahora todo es la panacea. Que parece que se opine lo que se opine siempre habrá alguien con la piel fina que se ofenderá.

Para los ofendidos, os recomiendo la crema Nofendê.

 

 

 

34 comentarios en “La piel fina

  1. La verdad es que lo que deberíamos es de dejar que cada persona viva su maternidad como lo siente sin que se sienta juzgada. Las verdades absolutas no existen y en lo que a maternidad se refiere tampoco.

  2. La verdad es que a mí tanta “norma” me causa más agobio que otra cosa. Creo que es difícil ser una persona totalmente íntegra en el sentido de la maternidad/paternidad. A menudo nos equivocamos y aprendemos a ser padres y madres con la práctica diaria. Sabemos las teorías, es bueno también que las recordemos y que intentemos ponerlas en práctica, pero ¿quién dice que sea fácil? Pienso que es muy importante basarse en el respeto a la crianza que cada uno elija dentro de unos parámetros que consideremos adecuados. Y no, no se es mejor o peor madre por dar una alimentación u otra a tu hijo. Me gusta mucho leer blogs donde presentan crianzas distintas, aprendo e intento mejorar; pero también he aprendido a que cada familia es distinta y que las circunstancias también lo son, así que lo que yo hago no es lo mejor en general sino en particular para mi familia.
    Hala ya me ha quedado un Quijote de comentario xD

  3. Lo importante es no juzgar a los demás, ni tratar de mala madre o mal padre a nadie, excepto en casos muy concretos, claro está. Cada uno decide como cría, cada uno decide como alimenta, pero yo que soy de lactancia materna con el peque (casi 30 meses) y fui mixta hasta los 5 meses y bibi desde entonces con la mayor, te aseguro que me juzgan mucho más ahora que con la niña, porque te has olvidado de poner que lo mejor el pecho, pero ya si lo das a un niño de más de dos años tienes que aguantar comentarios del estilo “va a tomar pecho hasta la mili?” “No es muy mayor”? “Cuando piensas quitarle el pecho?” ” Por la calle también? Es que hace contigo lo que quiere”. A la gente lo que le pasa es que se aburren y se tienen que meter en vidas ajenas, sino no lo entiendo. Yo ya paso bastante, la verdad, con la mayor tenía 21 añitos y me volví una borde contestando a la gente, ahora ya directamente paso o contesto sarcásticamente, que me encanta. En fin, que la vida está llena de colores, basta de blancos y negros, usémoslos todos!!

    1. Claro q lo mejor es la LM, tienes razón, igual q se que se juzga a quien da el pecho mucho tiempo.
      Cada una lo hace lo mejor que puede y considera. Nadie tiene la fórmula perfecta así que nadie debería juzgar a nadie. Haces muy bien!

  4. Hola! No puedo mas que coincidir. Es necesario un poco mas de grises, ni muy muy ni tan tan. No conocia la expresión “piel fina” asi que hoy ya puedo decir que aprendí algo nuevo. Muy buen post!

  5. ¿Como que la piel muy fina?!! ¿Me lo dices a mi?!! Ohhh que me enfado!!!! 🙂 Tienes todaaaa la razon del mundo, se critica todo y ofende todo. Algunas viven en los mundos de yupi.

  6. Buf! Si en que en maternidad y educación yo iría más allá del antes y el después, porque cada uno cria y educa a su manera, ahora y en el pasado. Aunque para mi, todas las opciones son respetables (siempre que no se llegue a extremismos que perjudiquen al peque, claro) La premisa es muy sencilla para mi lo importante es vive y deja vivir. Porque una cosa está clara que por norma general, vamos apabullante mayoría los padres, desean lo mejor para sus hijos y cada uno lo hace como buenamente puede y evidentemente de un lado o de otro nadie está exento de cometer errores y por eso mismo no se debe ir”con la piel tan fina” juzgando a los demás. Comparto contigo que no todo es blanco y negro y es que en los casos que has tratado, a mi parecer los extremos son malos.

  7. Un post muy bueno! Parece que me hubieras leído el pensamiento en todas y cada una de las frases que has puesto. Sin duda, aquí no es todo blanco o negro, y lo que pasa es que la gente ofendida piensa que su opción es la mejor y la única existente y no señores, aquí cada uno tomas sus decisiones y son tan validas o más que las de los demás. Yo soy muy de grises, así que mucha cremita Nofendê para los piel fina Jajajaja

  8. Me ha encantado, parece que me has leído el pensamiento en cada palabra que has escrito, que estricta y ofendida se ha vuelto la gente, como bien dices, no todo es blanco o negro y hay que respetar, que cada uno haga lo que decida sin pensar que eso es lo único válido que existe. Un post muy bueno!!

  9. Aclaro que yo no soy madre pero estoy en el camino de la fecundación in vitro así que ojalá pueda ofenderme muy pronto jajaja. La verdad que tienes razón. Nos hemos vuelto de un gilipollas y un “o blanco o negro” que da asco. La gente parece que no entiende que las cosas pueden ser grises (como dar lactancia materna pero además biberón en determinados momentos… que los niños pueden jugar con juguetes electrónicos y tal pero también tener ratos en los que se aburran y creen ellos el juego)… en fin, estoy de acuerdo en que se nos ha puesto la piel de un finoooo. Un abrazote!

  10. Bueno, yo creo que todo ha de hacerse/pensar/comer en su justa medida. Que cada cual haga lo que le va mejor para él mismo. Yo hace tiempo que no escucho opiniones, ya tengo bastante con intentar hacerlo lo mejor que sé para que encima tener que escuchar a los demás.
    Saludos!

  11. Me he reido un montón. Y el video es genial.
    A mi la maternidad me ha enseñado que hay muchos grises y que no hay decisiones acertadas o equivocadas. Lo que esta claro, es que todo el mundo intenta hacer lo mejor para sus hijos. Y no eres mejor, ni peor madre por tus elecciones, porque las haces pensando en lo mejor para ellos. Y de eso nadie sabe más que nosotros los papas de nuestros hijos! Lo importante es respetar y no volverse loco ni extremista!

  12. La maternidad es un tema que levanta demasiadas ampollas y donde se juzga (y nos sentimos juzgados) demasiado rápido.
    En mi familia hay varias madres y en las reuniones familiares eso parece un campo de minas. Hay que tener mucho cuidado con lo que se dice si no quieres que la noche acabé con alguien ofendido.

  13. Aqui mamá de biberón, q le da galletas de desayuno a sus hijos y la tablet para q la dejen tranquila y además les doy alguna q otra voz o azote. Y me encanta el Montessori pero como juego de aprendizaje. Cuanto jelipoller suelto, madre mía.

  14. Que ilustrativo, y si es verdad que hay gente con la piel fina para todo, y más si somos madres, ya hace un tiempo que aprendí a dar importancia solo a cosas que suman en mi dia a dia, lo demás lo dejo alli, no le dedico mi tiempo y mucho menos mi atención. Un abrazo.

  15. Está claro que nunca llueve a gusto de todos. Lo principal es el respeto. También es verdad, que en medios como las redes sociales muchas veces cada uno interpreta lo que quiere y ahí hay que tener mucho cuidado, no creerse que te ofenden por cualquier comentario lanzado al aire. Y lo mejor, elegir, si no te interesa no lo leas, escuches o participes.

  16. Yo creo que como en todo, siempre va a haber opiniones de todo tipo y cuantas más opciones se tengan, más gente a favor y en contra de cada una saldrán.
    Desde mi punto de vista puedes opinar de todo lo que te de la gana respetando un límite básico que para mí es el respeto. Cada uno lo hace lo mejor que puede, sabe y considera. No está bien hablar de lo tuyo atacando al resto, pero también hay que ser un poquito adulto y saber distinguir cuando alguien simplemente da su opinión y no tomárselo todo como algo personal…
    Que las cosas demasiado finas al final se rompen 😛

  17. Jajaja, me ha gistado el video… yo reconozco que peco de piel fina con algunas cosas ^^’

    Pero bueno, supongo que todos tenemos un tema al menos que nos toca la patata… aunque trato de no ser nazi con mis opiniones…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre Protección de Datos:
Responsable - Cristina Rodríguez.
Finalidad - Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. No usaré el mail para ningún tipo de fines comerciales ni publicitarios.
Legitimación- Consentimiento del interesado.
Destinatarios - No se cederán datos a terceros.
Derechos - El usuario tiene derecho, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir sus datos.

Política de privacidadAviso Legal.