La verdad de la navidad

La verdad de la navidad

29/12/2017 19 Por Mami Rebelde

Nunca me ha gustado la navidad, al menos desde que tengo uso de razón, es decir, desde que conozco la verdad de la navidad.

Tal vez sea porque es en esas fechas en las que realmente echamos de menos a quienes no están. Tal vez sea porque a pesar de poder tener unos días de vacaciones acabamos agotados y saturados de tanta vorágine. Tal vez sea por el exceso de consumismo patente en cada esquina. Tal vez sea por tener que sonreír a pesar del desacierto en los regalos. Sea por lo que sea, nunca me ha gustado la navidad. Hasta ahora.

 

 

La verdad de la navidad

 

Y es que cuando hay niños en casa todo cambia. Vuelves a ver la magia y la ilusión en todo lo navideño. Te fijas en la decoración de las calles , los árboles iluminados con luces brillantes, las sonrisas de los niños… Al igual que te das cuenta de cómo lo viven ellos, ilusionados por echar la carta a los reyes magos/papá Noel, emocionados al ver los regalos bajo el árbol, nerviosos las noches de antes, encantados por ver a toda la familia junta, motivados por la decoración navideña, contentos con tan solo oír unas camapanas sonar, en resumen: felices.

 

¿Y quiénes somos para arrebatarles esto a los niños? Por mucho que sean nuestros hijos ¡¡no tenemos derecho a contarles la verdad de la navidad!!.

 

La verdad de la navidad

 

Hay padres que creen que es lo mejor para evitar el hecho traumático cuando se enteren. Trauma? WTF!! No mezclemos los traumas con la falta de inteligencia!!! ¡Sin la magia e ilusión de los niños la navidad no vale NADA!! ¿Por qué no les contamos también la realidad de todo? Y así ya evitamos cualquier tipo de trauma en la vida porque les habremos destrozado su mundo de un plumazo. (Modo Ironic On)

Mira hijo, que te voy a contar la verdad de la navidad: llevo días haciendo colas en las tiendas para buscar el dichoso juguete que quieres para que luego vea que cuesta un riñón y cogerte otra cosa que no ha sido pedido, mientras comemos esta rica comida hay otros niños que mueren de hambre pero mejor nos hacemos los locos, los Reyes Magos y Papá Noel no existen, la mitad de la familia no se soporta aunque pasen la nochebuena juntos, tu abuela paterna nunca acierta con los regalos aunque yo le sonría y le diga que me encantan, llevo años manipulándote a la hora de elegir los juguetes por falta de dinero o exceso de coste, me encanta cocinar para quince personas para que luego nadie me diga si está rica la cena, etc.

 

¿Ésta es la verdad de la navidad?

 

La verdad de la navidad

 

No, es absurdo y cruel.

La realidad es que la navidad es para vivirla. Desear lo mejor a los amigos y familiares. Disfrutar de la ilusión de los más pequeños. Volver a creer en las buenas personas. Regalar emociones. Creer en la magia. Valorar los regalos que recibimos. Compartir sonrisas. Celebrar con la familia. Aprovechar las vacaciones. Admirar a quienes hacen lo imposible porque otros niños no pierdan la sonrisa.

Ésa es la verdad de la navidad.