Los hijos no unen o desunen, los hijos atan

Los hijos no unen o desunen, los hijos atan

Siempre pensé, antes de tener hijos, que lo que más podía atar a una pareja era el matrimonio. JA, ¡Ilusa! Al matrimonio en cualquier momento puedes ponerle punto y final, pero aun así me daba mucho respeto dar ese paso por eso del “para siempre”. Sin embargo, al nacer mi pequeña dictadora fui consciente de que ni boda, ni hipoteca, ¡ni leches! Lo que te ata es un hijo. No unen o desunen, los hijos atan.

 

los hijos atan

 

Yo tenía una perfecta e idílica relación de pareja por lo que decidí dar el paso de la boda y de tener hijos, pero cuando nació mi pequeño bombón todo cambió. Fue un bebé un tanto difícil porque tuvo mucho carácter desde bien pequeña y demandaba mucha atención, a veces demasiada.

El tiempo pasó a ser prácticamente en exclusiva para ella. Los planes de pareja los dejamos de lado de golpe y porrazo, las conversaciones que teníamos eran para tratar temas de la niña o del trabajo (ya no eran sobre nuestras inquietudes o deseos), las discusiones fueron increscendo conforme el cansancio se apoderaba de nosotros, los momentos de intimidad disminuían considerablemente, hasta que llegamos al punto de no soportarnos y pensar que si la situación seguía así tendríamos que terminarla por el bien de nuestra salud mental. ¡Qué paradójico! Un año antes me casaba con el que creía que era el hombre de mi vida y un año después, con un bebé fruto de nuestro amor, ni nos aguantábamos.

 

 

Cometimos muchos errores de pareja…

 
La rutina. Sabía que la rutina mata pero no fui consciente de cómo realmente se carga una relación hasta que no me ví envuelta en ella. Te enfrascas en el trabajo, la niña, la casa y dormir y de ahí no sales.

El cansancio. Estábamos tan cansados que nos encontrábamos más irritables exigiéndonos el uno al otro un poco de tiempo para nosotros mismos o que el otro se ocupara de la niña aunque los dos nos encontrábamos en la misma situación, por lo que aparecieron las comparaciones sobre quién estaba más cansado, quién había hecho más cosas de casa, quién habia tenido un peor día en el trabajo, etc olvidándonos de que éramos un equipo.

La falta de intimidad. Con un bebé tu intimidad se ve reducida a la mínima expresión y eso hace mella, vamos si la hace. Parecíamos más bien compañeros de piso, que una pareja.

La falta de comunicación. Pasamos de hablar de todas nuestras inquietudes, preocupaciones, experiencias, futuro, a prácticamente hablar solo de la niña: que si tienes que llevar a la guardería una gorra roja, que si tiene fiebre, que si no ha comido fruta, que si vaya tarde ha tenido, que si ha hecho caca… vamos, todo sobre la niña, la niña y la niña.

El exceso de preocupaciones y responsabilidad. Con la llegada de un bebé aumenta la responsabilidad y la preocupación a veces hasta límites inalcanzables, sobre todo con el primer hijo por el hecho de ser padres primerizos y querer llegar a todo.

 

los hijos atan

 

Ojalá alguien me hubiese dicho lo difícil que era tener una hija con mucha más energía que yo y unas necesidades que suelen ir en contraposición a las mías. Sin embargo, con el tiempo aprendí que aunque erámos uno más y todo se había puesto patas arriba, el pilar fundamental de la familia eramos nosotros, la pareja.

Y sí, ya no seremos los mismos de antes, por mucho que lo queramos, y los hijos atan, eso es indiscutible, pero nos queremos y tenemos la familia que siempre deseamos y, eso, es gracias al EQUIPO que formamos, ÉL + YO.

 

31 comentarios sobre “Los hijos no unen o desunen, los hijos atan

  1. Hola guapa, está claro que tener un hijo puede unir a la pareja o manifestar más claramente sus diferencias. Ves a tu hijo y te das cuenta que es lo más grande que has hecho con tu pareja pero por otro lado el día a día pone pruebas a todas horas.. la cuestión es sobrellevarlas y tener en cuenta que las cosas cambian pero no tienen por qué ser peores. Muakss

    1. Si pero el cansancio, la desesperación y demás ayudan a ver más las diferencias que las uniones. Supongo que es cuestión de filosofía y paciencia así como no olvidar lo que te unió a esa persona.

  2. Hola, haz seleccionado un tema que puede tener muchos matices, en lo personal considero que los hijos crean un Vínculo entre los padres y las madres, sin importar si estos están juntos o separados, ya que al formarse la pareja jamás estará separa, pues tal como lo mencionas ambos ya han formado una familia y esta por nada del mundo se puede deshacer.

  3. Hola! Yo no tengo hijos, aun ni me case, es algo que tenemos pensado, pero sabemos todo esto que sera en un futuro lejano.
    Supongo que una vez llegan los peques no es todo tan bonito como lo pintan, pero para que algo funcione los tienen que pornerle ganas.
    Besos

  4. La vida cambia completamente, hay un miembro más que nos reclama y es imposible que todo sea igual de sencillo que antes… Es complicado, pero con mucho cariño se puede.

  5. Es una verdad como una casa, necesitamos recuperar a la pareja, yo pase por muchas de las cosas que describes y efectivamente el cansancio hace mella en la relación, hay que ponerle remedio y volver a buscar ese tiempo de pareja con mucho amor y comprensión, porque si no es así, entonces es verdad estamos atados, no unidos por un proyecto que nos apasiona, como es tener una familia. Un abrazo.

  6. Ya sabes lo que pasé durante los primeros meses de nacer la peque.
    Y ya leíste mi post. Yo sí pienso que los hijos unen o desunen. Porque para mi, una pareja puede sentir amor y estar en sintonía, pero el ser padres a veces es demasiado para ellos, para la pareja.
    Yo me peleé con David, pero siempre estuvimos de acuerdo en lo que era importante.

    Tu post nos hace sentir que no estamos solas en nuestros sentimientos y en nuestras vivencias. Porque sí, el 99% de las parejas, al ser padres se sienten así.

  7. Pues estoy totalmente de acuerdo contigo, estar casado o no no une mas que el tiempo que tardas en separarte, pero los hijos me imagino que si que atan a la otra persona, me alegra de todas maneras que vieras que el pilar principal erais la pareja, es fundamental!

  8. Un post genial wapa! Me siento muy identificada contigo ya que a mí me paso muy parecido, una pareja idílica y llegó una niña que ni dormía ni dejaba de llorar solo demandaba atención , así llevamos 2 años y ya nos vamos haciendo a la situación jajaja pero vamos , no lo cambio por nada

  9. Hola!!
    Pues la verdad es que tienes toda la razón, no todas las parejas saben salir adelante cuando tienen hijos y al final muchas de ellas se rompen. Veo (o intuyo más bien) que habéis salido adelante, así que me alegro un montón, aunque te entiendo en lo de los enfados, el cansancio y demás, porque cuando mi hija era pequeña me pasó lo mismo 🙂
    Muy buen post!!
    Besos :33

  10. Me he sentido muy identificada con lo que escribes Estamos en esta situacion que no se muy bien como llevarlo. Aun siendo conscientes de lo que pasa no sabemos como mejorar esto, porque aunque un dia pongamos de nuestra parte para salir adelantw, al dia siguiente me vuelvo a levantar cansada y todo es negro . Como salisteis del hoyo?

    1. Pues estamos trabajando en ello porque nos pasaba como a ti, q lo consigues un día pero luego vuelve a ser todo igual… Se trata de al menos un día a la semana tenerlo para vosotros y tener detalles diarios y sobre todo que lo que os digáis sea constructivo, porque si no se hace bola.
      Ánimo!! De todo se sale 😉

      1. Gracias por el consejo y los animos guapa. La verdad es que entre los horarios de trabajo y la ausencia de ayuda, tener tiempo “solo” para nosotros es…una ilusion. Pero a ver si salimos de esta. Mañana vamos a aprovechar el evento de madresfera sobre la pareja y la familia a ver si nos arrojan algo mas de luz. Un abrazo! Y animos a ti tambien ❤️

        1. Ya verás como si. Lo que pasa que tarda tiempo pero mientras tengáis claro que sois un equipo y os repartáis las tareas y podáis de vez en cuando disfrutar de vosotros… todo vuelve a su ser. Un abrazo!!!

  11. Hola! los hijos necesitan mucho de los padres: tiempo, energía, etc… así que aunque a veces uno crea que está preparado para lo que se le avecina con la llegada de un bebé, hay veces que se encuentra con que se siente desbordado; me alegra que pudierais sobreponeros a las dificultades. Besos!!

  12. Gran post! Muy personal pero muy colectivo a la vez, porque sucede mucho más de lo que pensamos. Entiendo perfectamente todo lo que comentas, yo también lo he sentido. Es muy muy muy duro criar y educar a una hija muy demandante, sin ningún apoyo familiarecibido no de nadie. Nuestras familias están fuera de la ciudad donde vivimos, mi pareja trabaja en horario partido y yo termino agotada física y mentalmente después de un largo día con una niña de alta demanda. Con este panorama a veces se nos hace complicado hacer equipo pero bueno ahí estamos, luchando día a día.

    Un saludo

  13. Cuando nació nuestro hijo fue la época en que más discutimos como pareja. Y por tonterías, fundamentalmente fruto del agotamiento. Luego volvimos a algo parecido a lo que éramos antes. Y ahora, viene otro en camino!! Ya veremos

  14. Precioso y real… como la vida misma. Los niños “comen” tiempo aunque sean lo mejor de la vida. Pero cómo cambian todo! Hay que quererse mucho, y aún así cuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre Protección de Datos:
Responsable - Cristina Rodríguez.
Finalidad - Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. No usaré el mail para ningún tipo de fines comerciales ni publicitarios.
Legitimación- Consentimiento del interesado.
Destinatarios - No se cederán datos a terceros.
Derechos - El usuario tiene derecho, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir sus datos.

Política de privacidadAviso Legal.