¿Manualidad infantil o arte paternal?

¿Manualidad infantil o arte paternal?

09/05/2018 21 Por Mami Rebelde

Muchas veces, a pesar de que los padres somos adultos, parece que luchamos entre nosotros o intentamos ayudar a nuestros hijos de manera errónea haciéndoles por ellos la tarea que se les ha encomendado. Esta situación se ve en muchas actitudes de los padres pero sobre todo cuando se les manda hacer a los hijos en casa una manualidad. Si, manualidad infantil, no arte paternal.

Hay que matizar porque no es lo mismo una manualidad infantil que el arte paternal. Aquí es donde ves la lamentable educación que reciben niños de apenas 2 años con la actitud de sus padres a la hora de tener que hacer una manualidad ya que parece que está en juego su ego y olvidan el fin de la tarea para convertirse en una ridícula competición entre padres, que no lleva a ninguna parte.

Manualidad infantil o arte paternal

 

¿Manualidad infantil o arte paternal?

En una manualidad infantil no se trata de que los padres lo hagan todo mientras el niño mira como lo hacen para al final pegar una mísera pegatina y listo, ya está la manualidad “hecha por el niño”. ¡Ale, con un par!

Ni consiste en que tu hijo repita como un robot todas tus instrucciones para hacer perfecta la manualidad. Perfecta para el ojo adulto porque el ojo de cualquier niño es capaz de visualizar en un simple rallajo una bonita y colorida a la par que divertida serpiente. ¡NO!! ¿Dónde dejamos el desarrollo de su lado creativo? ¿Y su esfuerzo y motivación?

 


Las manualidades, además de ser creativas y divertidas, estimulan el aprendizaje del niño y aumentan la confianza, ensalzando el sentimiento de orgullo al terminar la actividad.


 

Simplemente se trata de pasar un momento entretenido, lleno de risas, creatividad, complicidad e imaginación con tu hijo donde los padres les ayudamos a hacer el trabajo que les hayan mandado y no al revés. No es una competición de arte paternal, aunque a veces lo parezca, ni de a ver quien sube la mejor manualidad a Instagram.

 

manualidad infantil o arte parental

 

Yo he llegado a ver como en la guardería de mi pequeña dictadora, niños que llevaban por navidad “manualidades infantiles” dignas del ingenioso Miguel Ángel, diseños envidiados por el mismísimo Norman Foster, dibujos a la altura del maestro Velázquez… y luego estoy yo con una… ¿cómo llamarlo?.. mmm… con una verdadera manualidad de mi hija!! Si, parecía un mojón pero es un mojón con mucho orgullo y a mucha honra, hecho con su esfuerzo e imaginación por lo que vale más una verdadera manualidad que todo el arte parental de licenciados en bellas artes frustrados.

Y es que cada vez que los padres hacen la manualidad de sus hijos se les está privando de todos los beneficios de las mismas:

  • Estimulación de la creatividad y el desarrollo de los niños.
  • Desarrollo de las actividades motoras.
  • Aprendizaje a construir objetos que les enseña, la responsabilidad.
  • Desarrollo de conceptos artísticos.
  • Competición con uno mismo, y no con el resto.
  • Aumenta la autoestima propia.
  • Fomenta el trabajo en equipo.
  • Ayuda a desarrollar la paciencia, la perseverancia y valorar el esfuerzo.
  • Ayuda a superar las dificultades.

Así que haced un favor a vuestros hijos y dejad que sean ellos quienes hagan la manualidad aunque no sea perfecta (para vuestros ojos), ni sea la más bonita ni digna de ponerla en una estantería de obras de arte o trofeos porque si la hacen ellos, simplemente es como tiene que ser.