Menos criticar y más dar ejemplo

Menos criticar y más dar ejemplo

Creo que el título es bastante conciso: menos criticar y más dar ejemplo. Esto es aplicable a todos los ámbitos, tanto personales como profesionales. Pero, como madre, me quiero centrar en el acoso, pero no en el infantil también llamado bullying (ya comenté que existen niños cabrones y me reafirmo), si no en el de los adultos, haciendo foco en que se produce entre padres, ya que son éstos los que educan y/o educarán a futuros niños acosados o acosadores.

Todos estamos de acuerdo en que el acoso infantil es aberrante y hay que erradicarlo. Pero ¿¿qué ocurre con el que se provocan o sufren los padres?? ¿Cómo co** pretendemos que los niños no acosen si los padres no predican con el ejemplo? Es imposible.

 

dar ejemplo

 

Cada padre o madre tiene una manera de pensar, y una manera de educar a sus hijos. Bien, ACIERTOOO!!!

Cada padre o madre tiene, por tanto, una opinión distinta. Mal, ERROOOR!!! Eso no está socialmente admitido. Aquí es donde aparecen los problemas, llamése malosentendedidos, polémicas, movidas, discusiones o diferencias.

 

dar ejemplo

 

Pero… WTF!! ¿Qué narices está ocurriendo?? ¡¡Hacemos lo mismo que criticamos de los niños!! y debemos dar ejemplo.

Queremos que los niños sean tolerantes cuando hay padres que critican a otros por tener una opinión diferente a la suya… Dedícate a educar a tus hijos como consideres oportuno, que ya con esa tarea tienes más que suficiente.

Queremos que los niños sean respetuosos cuando muchos padres se ponen a parir a las espaldas como si estuvieran en un patio de colegio… No critiques porque no pertenezcan al rebaño como tú y si lo haces, hazlo a la cara y de forma constructiva, no intentando hacer daño simplemente por divertirte.

Queremos que los niños piensen antes de hablar cuando muchos padres dicen cada barbaridad de otros que hasta se te colapsa el cerebro intentando similar estupidez de tal magnitud… Entrena tu cerebro si hace falta.

Queremos que los niños sean sinceros y no mientan cuando muchos padres son unos cínicos que aparentan lo que no son… No finjas, sé tu mismo.

Queremos que los niños no juzguen cuando muchos padres juzgan pensando que ellos tienen la razón y verdad absoluta… Nadie está en posesión de la verdad absoluta.

 

dar ejemplo

 

Queremos que los niños sean….

Para querer que sean como nos gustaría que sean hay que dar ejemplo. Ellos aprenden por imitación. NO podemos quejarnos de situaciones que nosotros mismos provocamos como padres.

Como bien dice el refrán popular… “quién algo quiere, algo le cuesta“. Y en este caso, lo que cuesta es DAR EJEMPLO. Ni más ni menos.

 

16 comments on “Menos criticar y más dar ejemplo”

  1. Yo creo que mucha gente está perdiendo el norte y vivimos en una sociedad que se encarga de Juzgarlo todo. Además de que se está radicalizando mucho lo que comentas. Un abrazo!

  2. Totalmente cierto! quizá el problema principal de los problemas con los niños y del acoso escolar es que no pregonamos con el ejemplo y los niños son una esponja que todo absorben! debemos cambiar y empezar a ser mejores personas para luego exigir que los niños sean buenos. Saludos

  3. chibimundo dice:

    Queremos que nuestros hijos sean perfectos y luego… como se dice de ver la paja en el ojo ajeno y no la viga en el nuestro? pues eso…

  4. Totalmente de acuerdo. Particularmente soy partidaria del lema “vive y deja vivir” Si respetamos el hecho de que cada uno educa de la mejor manera que cree posible no hay razón de tantas polémicas en temas sencillos como las que vemos.
    Y, como bien dices, los padres hemos de predicar con el ejemplo si queremos que nuestros hijos tengan comportamientos adecuados. Es desde casa que aprenden a socializar y relacionarse y desde pequeños hemos de enseñarles binos valores como los que mencionas en tu post tolerancia, respeto, sinceridad. empatía con el resto…

  5. Totalmente de acuerdo. Los niños son el reflejo de lo que ven en casa. Y si queremos hijos tolerantes nosotros hemos de serlo también.
    Nada más que añadir a este genial post.
    Besos!

  6. Me quedo con tu frase final “quién algo quiere, algo le cuesta“ y lo que cuesta es DAR EJEMPLO. ¡Que razón que tienes! Un saludo

  7. Cuanta razón.
    Y es una pena porque si lo piensas, ¿cómo van a inculcar tolerancia y respeto a sus hijos algunos padres que carecen radicalmente de ese tipo de valores?
    Una pena

  8. bebe Friki dice:

    Aquí estamos aprendiendo que eso de “querer algo” no siempre funciona, creoq eu no funciona mucho. Y que lod e dar ejemplo es más complicado de lo que pensabamos desde el inicio… Asíq eu toca hacer tarea nosotros mismos.

  9. Yo siempre lo digo. Los niños no hacen lo que les decimos que hagan sino que hacen lo que nos ven hacer. Asi que como dices deberiamos dar más ejemplo.
    Por suerte yo no me he encontrado las situaciones que planteas.

  10. Anónimo dice:

    Lo clavaste! No hace falta decir nada más!

  11. Mamá Pingu dice:

    Es que esto es lo complicado. Se nos llena la boca sobre como tienen que ser las cosas, pero lo primero es lo primero: hay que mirarse al espejo y corregirse a uno mismo, y si no es así… pues no estaría de más mantener la boca cerrada.

    Un besote, ya sabes que tienes mi apoyo 😉

  12. Nada más que añadir, està todo dicho y muy bien dicho! 😉

    1. Titi Roca dice:

      Me alegro que pienses así, ¡¡guapa!!

    1. Titi Roca dice:

      Ooooh yeahhhh!! 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre Protección de Datos:
Responsable - Cristina Rodríguez.
Finalidad - Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. No usaré el mail para ningún tipo de fines comerciales ni publicitarios.
Legitimación- Consentimiento del interesado.
Destinatarios - No se cederán datos a terceros.
Derechos - El usuario tiene derecho, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir sus datos.

Política de privacidadAviso Legal.

    

¿Quién soy?

mami rebelde

Soy Mami Rebelde y tengo 36 años.

Soy mamá de una niña de 4 años, que a veces se convierte en una pequeña dictadora de mucho cuidado y otras es increíblemente maravillosa.

No soporto las injusticias ni los estereotipos, tampoco el postureo y mucho menos el victimismo como llamada de atención.

Con opinión propia y puede que a veces políticamente incorrecta, pero siempre clara y sincera.

Me encanta el sonido del mar, el olor a tierra mojada, las risas, el sol, la música bien alta, bailar como si nadie me viera, viajar, las charlas interminables con amigas y quedarme embobada viendo la sonrisa de mi hija.

“No te digo que será fácil, solo que merecerá la pena”

    
[frontpage_news widget="4197" name="Últimas entradas"]