Pros y contras del método Montessori

Pros y contras del método Montessori

Hoy en día hay muchas guarderías y colegios que siguen el método Montessori. La verdad es que yo no lo conocía hasta que tuve que buscar guardería para la pequeñaja, obvio, como bien dicen… “cuando seas padre comerás huevos” (nunca he sabido el porqué de esta expresión).

Tal y cómo me lo explicaron me parecía interesante y beneficioso, pero según va pasando el tiempo, como en todo, voy descubriendo pros y contras de Montessori.

Pros del método Montessori.

Este método se focaliza en el niño. Que poco a poco, según sus necesidades, va desarrollando su creatividad y sus capacidades, logrando conseguir su propia autonomía.

Es muy interesante que “trabajen” con materiales naturales y con utensilios cotidianos, de hecho, ellos eligen con qué quieren trabajar o si bien prefieren estar en el aula de psicomotricidad aprendienco por su cuenta a subir escaleras, desarrollar su equilibrio, etc.

 

método Montessori

 

Contras del método Montessori.

Hasta aquí todo perfecto… hasta que vienen a casa y tratan de repetir lo mismo que en la guardería.

Está muy bien que les dejen a los niños experimentar y jugar con utensilios reales. Está muy bien que trabajen con el agua. Está muy bien que lo hagan con cubiertos también.

Pero ¡alma de cántaros! o avisáis a los padres de lo que están haciendo nuestros hijos o pasa lo que pasa. Ya no sé cuando mi hija coge un vaso y me pide agua y es porque realmente tiene sed o no, hasta que veo el suelo lleno de agua porque ha cogido un bol o una cuchara y ha estado jugando al trasvase del Ebro. Y esto me pasa con cualquier tipo de líquido: leche, zumo… Así que me paso todo el día fregona pa´rriba fregona pa´bajo.

Al igual que jugar con las texturas. Galletas y todo tipo de comida pisada en suelo y restregada por la mesa: plátanos, quesitos, jamón, gusanitos, pan, etc. así que escoba pa´rriba escoba pa´bajo.

 

método Montessori

 

Y está muy bien que quieran ser autónomos. Pero deberían hacerles ver que pedir ayuda no es algo malo, porque llega un momento que quiere comer ella sola, con sus cubiertos, y no acepta que le ayudes a pesar de que más de dos tercios del puré se lo tira por encima y siempre acaba cogiendo los trozos bien sea de pollo, ternera o espaguetis con la mano. Y si se te ocurre coger una cuchara o tenedor para echarle una mano, te la quita y te dice contundentemente: ¡Mamá, NO!.

 

método Montessori

 

En definitiva, todo tiene su lado positivo y negativo, y yo lo único que espero es que esta etapa pase rápido porque me siento como un robot aspiradora Rumba, todo el rato detrás de mi hija recogiendo los destrozos que deja a su paso.

 

12 comments on “Pros y contras del método Montessori”

  1. Ara dice:

    Yo tengo la desgracia de haberme dado una vacante de conselleria en una montessori.primero decir que tengo 44 años y no hay ni mesas ni sillas.me tienen de apoyo 2 años cuando soy la que más experiencia tiene y encima llevo una tendinitis sinovial severa con rehabilitación y no me quieren cambiar..es una pesadilla de escuela a 2;5 kms del metro es lo peor que me ha pasado nunca.son clasistas y arrogantes me han llamado cosas horrorosas por ser natural ojalá y las cierren todas. Lo que yo estudié Montessori era una opción a mí me han obligado.

    1. Mami Rebelde dice:

      Qué faena!!
      Piensa que es lo que ahora está de “moda”, pero no tienes que aguantar ese trato por muy Montessori que sea, que son profesores y deben dar ejemplo!!
      Mucho ánimo!!

  2. Marina dice:

    Nuestra hija fue a una guardería Montessori y gracias a Dios que la hemos sacado… un curso escolar fue suficiente. En poco tiempo tuvo un montón de infecciones de orina (se supone que se tienen q limpiar solos cuando van al baño) volvía con la caca pegada a las braguitas cada día, la ropa manchada ( no usaban el babero que le ponïamos para la hora de comer (ni que decir la cantidad de ropa q se echó a perder) los pantalones y los zapatos puestos del revés (todo el día, con lo perjudicial q es eso…) hablamos con la directora y nos decía “aquí los niños a trabajar, no es nuestea función limpiarlos ni vestirlos, tienen q hacerlo solos (en serio??? Con 2 años???) nadie me explicó q había q hacer un entrenamiento militar para poder ingresar en la academia Montessori!! Además, fue perdiendo espontaneidad y creatividad con los meses, se volvió más tímida y muy estricta. Sentaba a sus muñecas y les decía “aquí venimos a trabajar, no a jugar” si no trabajas y lo usas así, te lo quito. Y nos decía “no habléis en la mesa. Callad, en la mesa no se habla!” Dejó de hacer siesta en la escuela, se ponía muy nerviosa, no le permitían su muñeco ni chupete para dormir. Nos decía la profe “es una chica mayor y ya no necesita doudou ni chupete. Los niños Montessori se duermen solos, como la gente mayor. Mejor no sigo. No entiendo mucho esta moda. Con razón íbamos viendo que los niños se marchaban a mitad de curso… a los dos meses, uno, en Navidad otro q no volvía, en pascua dos más. Nosotros aguantamos hasta finales de abril, y después de mucho hablar con las profes y la directora para ver si se podïan cambiar las cosas. Ya que veíamos a nuestra hija desatendida. Ahora va al público delante de casa. Juega, ríe… no cuenta cadenas de bolitas, ni prepara el té. Ahora hace cosasde niña normal, como jugar con tierra o usar un lápiz como si fuera un avión. Gracias a Dios que lo dejamos. A mí no me basta con unos bonitos materiales de madera. Necesito que cuiden a mi hija, y que no antepongan el método (de hace más de 100 años) asusnecesidadeS de bebé (tenía 2 años) ahora ya casi tres, ya es una niña, pero entonces no lo era y esto como madre me afectó bastante.

    1. Mami Rebelde dice:

      Madre mía Marina!! Si es que hay algunas guarderías que se toman muy a pecho estas cosas olvidándose que son niños y que necesitan reir, juegar (con madera o con lo que sea pero jugar), pasárselo bien y no seguir unos ritmos por la edad que tengan ya que cada niño tiene su ritmo y hay que respetarlo.
      Me alegro que la niña esté mejor!! 🙂
      Gracias por comentar y por leerme.

  3. A mi tambien me resultaba un metodo interesante, pero vi que era más para aplicarlo en casa que en la escuela. Principalmente (otro contra) porque son pocos centros los que siguen ese metodo llegada cierta edad, y al final ves que el niño no entiende que pasa cuando llega a un centro tradicional, se sienten fuera de lugar cuando ven que los obligan a estar sentados durante horas, los horarios divididos por asignaturas cuando antes ellos decidian que hacían y todo es tan “cuadriculado”.

  4. Jeje, que graciosa tu hija Pero que suerte que usen ese método en una escuela que no es Montessori (¿o lo es?)

    1. Titi Roca dice:

      Si lo es, además creo que es Montessori estricto porque no le gustan los juguetes electrónicos 🙁
      Cuando se enteren de que muchas veces tengo que echar mano al movil para poder hacer cosas… me crucificarán jajajaja

  5. Nosotros somos familia Montessori y creeme, nos encanta. Hasta ahora no le hemos puesto peros. Quizá lo que te convenga más es hablar con las guías y preguntarles de qué forma tú puedes apoyar a tu hija. Nosotros tenemos mucho de la casa al método Montessori y todos felices. En el colé de mi niño dicen que para que haya niños Montessori debe haber padres Montessoriy creo que es verdad. En el ambiente de Cronopio tienen varias actividades con agua. Quizá lo que tu niña quiere es tenerlas en casa. Búscale un lugar adecuado y, como en el colé, un delantal plástico para que no se moje. Suerte!!

    1. Titi Roca dice:

      Opino como tú, de hecho, en su día pregunté a la guardería y me dijeron que no porque sería como llevarse “trabajo” a casa.
      Pero ella en casa lo que quiere es jugar con el agua.
      Te haré caso , ¡qué buena idea! a ver qué sitio encuentro.
      Gracias por comentar!! Feliz fin de semana!

  6. Creo que lo de querer comer solos aunque no sepan y rechazar la ayuda es una fase por que la pasan todos, no tiene que ver con montessori…mi niño también lo hace y no ha aplicado el método nunca.

    1. Titi Roca dice:

      Me dejas más tranquila…

      1. Sí, yo también pienso que es normal porque siempre he visto que los peques tienen una necesidad ENORME de explorae y de adquirir autonomía. Con mis dos primeros hijos no practiqué Montessori porque no lo conocía pero con la tercera sí, y en ese aspecto los tres querían tomar el rumbo de sus vidas y der independientes. Esto forma parte de su desarrollo y es algo totalmente normal aunque para los papás es traducido como más trabajo xD

        Montessori simplemente llena esa necesidad y le permite conseguir sus objetivos, cosa que le beneficia mucho en su desarrollo y en su personalidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre Protección de Datos:
Responsable - Cristina Rodríguez.
Finalidad - Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. No usaré el mail para ningún tipo de fines comerciales ni publicitarios.
Legitimación- Consentimiento del interesado.
Destinatarios - No se cederán datos a terceros.
Derechos - El usuario tiene derecho, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir sus datos.

Política de privacidadAviso Legal.

    

¿Quién soy?

mami rebelde

Soy Mami Rebelde y tengo 36 años.

Soy mamá de una niña de 4 años, que a veces se convierte en una pequeña dictadora de mucho cuidado y otras es increíblemente maravillosa.

No soporto las injusticias ni los estereotipos, tampoco el postureo y mucho menos el victimismo como llamada de atención.

Con opinión propia y puede que a veces políticamente incorrecta, pero siempre clara y sincera.

Me encanta el sonido del mar, el olor a tierra mojada, las risas, el sol, la música bien alta, bailar como si nadie me viera, viajar, las charlas interminables con amigas y quedarme embobada viendo la sonrisa de mi hija.

“No te digo que será fácil, solo que merecerá la pena”