Érase una vez una princesa… ¡nooo, mi hija NO es una princesa!!

Érase una vez una princesa… ¡nooo, mi hija NO es una princesa!!

17/07/2018 7 Por Mami Rebelde

Ser niña sigue lamentablemente asociado al papel de princesa. Muchas madres, al preguntarles como se refieren a su hija o cómo es, responden enorgullocidas que “una princesa”. Pues la mía NO. Mi hija no es una princesa ni voy a educarla para que actue como tal porque estoy harta del estereotipo de mujer florero cuya valor está basado únicamente en su belleza exterior.

 


Definición de princesa: bella e inocente doncella que es rescatada y salvada por un maravilloso y apuesto príncipe por el cual deja atrás toda su vida para vivir feliz para siempre a su lado.


 

mi hija no es una princesa

Muchas mujeres hemos crecido viendo todos los clásicos de Disney que nos enseñaban que nuestra única arma era nuestra belleza para enfrentarnos a un mundo hostil a la espera de que un príncipe nos salvara. Todo muy didáctico y fundamental para desenvolvernos en la vida.

Sin embargo, no todas hemos recibido en casa esa educación, a Dios gracias. A mí nunca se me educó específicamente como a una niña, de hecho prefería, y aún sigo haciéndolo, los pantalones a los vestidos, no iba vestida como un pimpollo toda de rosa y repleta de lazos, jugaba al baloncesto y al fútbol más que a la comba, me repitieron mil y una veces lo importante que era ser autosuficiente y económicamente independiente, me daba pánico ser el centro de atención en mi boda (envidiaba el papel del novio, al cual nadie le examina), quería ser jefa… vamos, lo contrario a una princesa de cuento.

 

 

Y no quiero que mi pequeña dictadora por ser niña tenga que ser una princesa.

Quiero que mi hija…

  • Tenga ambición, suficiente para no conformarse teniendo que depender de otra persona y exitosa aunque los hombres se sientan amenazados por ella.
  • No aspire al matrimonio y a la maternidad como sentido de su vida si no es lo que realmente quiere. Se puede ser feliz siendo soltera y sin hijos.
  • No desperdicie mucho esfuerzo en su aspecto físico y se centre en el interior, que es lo que hace a una persona interesante y es lo único que permanece con el paso del tiempo.
  • No espere a que nadie le resuelva sus problemas.
  • No base su felicidad en otra persona si no en sí misma.
  • Si quiere disfrazarse de princesa un día lo haga, pero que sepa que la vida no es un cuento de hadas.
  • Sea libre y decida lo que quiere hacer con su vida.
  • Sea decidida y no espere a que nadie tome las decisiones por ella.
  • No busque la aprobación de los demás ni siga los estereotipos, simplemente sea como ella es.

 

mi hija no es una princesa

 

Estoy harta de tener que oír que mi pequeña dictadora es un poco bruta, un poco chicote o poco princesita a veces. WTF!!! ¿Qué pasa, que si no va de rosa, se esconde tímidamente tras mis piernas y va perfectamente peinada no es una niña? ¿Acaso debe comportarse únicamente como una princesa para poder ser una niña? ¡¡Qué coj****!!

 

mi hija no es una princesa

 

Es MUCHO más feliz que una princesa porque juega, baila, salta, brinca, explora, corre, se tira pedos, se despeina jugando, juega con bebés y con pelotas, viste de manera cómoda, prefiere los pantalones, su color favorito es el rojo, le encanta correr por la casa desnuda, se ensucia, me hace pedorretas en la tripa, grita, llora, patalea, pierde la compostura, tiene carácter, hace ruido, sabe lo que quiere, ríe y es porque ¡¡MI HIJA NO ES UNA PRINCESA NI LO QUIERE SER!!