¿Niños diferentes o estereotipados?

¿Niños diferentes o estereotipados?

Conozco varios casos de niños que no los quieren sus compañeros en el colegio. Yo tengo la suerte de no haber pasado por ello, ni por mí ni por mi hija (espero que así sea siempre) pero empatizo con quien lo padece y me enervo.

Los niños a veces pueden llegar a ser muy crueles, eso lo sabemos todos, pero hay que ser conscientes de que es FUNDAMENTAL la educación que reciben, y es ahí donde los padres tenemos la responsabilidad. Sí, los PADRES.

a mi nio no lo quieren sus compañeros

Hay muchas razones porque la que un niño no es aceptado por sus compañeros, desde que no les gusten los juegos establecidos socialmente para cada género (a los niños el fútbol y a las niñas la gimnasia rítmica), no vistan de manera parecida, tengan alguna discapacidad, no piensen igual que los demás…etc, infinitas excusas para dejar de lado a un niño pero ninguna justificada.

Basta ya de estereotipos.

El azul es para los niños y el rosa para las niñas. De hecho hay una equipación del Real Madrid que es rosa fucsia, así que dejémosnos de tonterías. ¿Y el amarillo para quién es? ¿Y el verde?.

El fútbol es juego para los niños y para las niñas las muñecas. Divertirse es para niños y niñas, independientemente de con el juguete que sea. Yo siempre jugaba al fútbol y prefería pantalones a vestidos y aquí estoy, toda una “princesa”.

El pelo corto lo llevan sólo los niños y el largo las niñas. Ya estamos con las mismas chorradas como lo del rosa y el azul, porque no se pueden calificar de otra manera.

Los juegos de cocinitas son para las niñas únicamente y para niños los de lucha. Los niños juegan a imitarnos en nuestras cosas sin pensar en si lo hace mamá o papá y quieren cocinar, barrer, usar el ordenador, conducir… etc.

La belleza es estar delgado/a. La belleza consiste en estar agusto con uno mismo.

No cayendo en los estereotipos, fomentaremos la confianza de nuestros hijos para que no dejen de ser ellos mismos con tal de estar socialmente aceptados y tengan la autoestima suficiente para quererse tal y como son. Hay que tratar de hacerle ver al niño que no se siente querido por otros niños que lo más importante es él y que debe ser fiel a sí mismo y, aunque es difícil, tiene que hacer oídos sordos a lo que le digan sólo por ser diferente.

Las personas que merecen la pena son aquellas que respetan lo diferente y es en ellas en las que TODOS nos debemos centrar.

niño no lo quieren sus compañeros

Los niños únicamente tienen que preocuparse por disfrutar y dedicarse a aprender, jugar y ser felices. Basta YA!! Eduquemos en el RESPETO y TOLERANCIA. Nadie debe cambiar por ser socialmente aceptado.

7 comments on “¿Niños diferentes o estereotipados?”

  1. Hijosmanual dice:

    Es triste pero es así, y lo peor de todo es que esto de los estereotipos está tan incrustado en la sociedad que va a ser difícil de sacar. Ya que cualquier película de niños y jóvenes ya lo muestra, y aunque quieran adornarlo con rasgos de igualdad o de salirse fuera de lo común al final terminan siendo más de lo mismo.

  2. Paloma dice:

    Totalmente de acuerdo!!! tengo dos chicos y yo me he limitado a ir abriéndoles un abanico de posibilidades y que ellos escojan. Es más me encantaría que les gustasen los pin y pon (por mi xD) pero no cuela, en cambio les encanta la cocinita, les compro camisetas de color rosa bien chulas y uno de ellos es fan… es que lo de los estereotipos me parece no solo absurdo, me parece aburrido!

  3. Estoy de acuerdo, los niños no diferencian, empiezan a hacerlo cuando nosotros le metemos dichos estereotipos en la cabeza y por nuestra culpa encima acabarán haciendo daño a otros niños. En mi última visita en España presencié en un parque como un grupo de niños se reían de uno porque tenía una camiseta rosa. Me sentí mal por el niño y también me di cuenta de que un día mi hijo puede estar en una situación similar porque con la educación que yo le doy le encanta el rosa y le gusta cocinar y limpiar. En mi intento de darle una educación no sexista también puedo estarlo condenando a las risas de sus compañeros por culpa del tipo de educación que da todo el mundo a sus hijos y eso me da mucha rabia. (Por cierto, yo sí viví eso de pequeña, hace un par de semanas me animé a contarlo en mi blog. Creo que contar estas cosas es positivo, por eso me gustó tu post sobre la depresión post parto).

    1. Titi Roca dice:

      Eso es muy valiente y puede servir de ayuda para gente que haya pasado por lo mismo y se sienta solo y/o incomprendido.
      (Ya no tienes q comentar, ya tengo mi regalo navideño ) mil gracias!!!

      1. Jajajajajajajaja. Anda que si por tener tu regalo dejo de comentar menudo chiste. Yo casi siempre que leo comento, es mi forma de decir “lo he leido, no solo le he echado un vistazo rápido”, que es algo que también hago cuando no tengo tiempo. Por eso cuando lo leo me gusta dejar huella

        1. Titi Roca dice:

          Gracias guapa!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre Protección de Datos:
Responsable - Cristina Rodríguez.
Finalidad - Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. No usaré el mail para ningún tipo de fines comerciales ni publicitarios.
Legitimación- Consentimiento del interesado.
Destinatarios - No se cederán datos a terceros.
Derechos - El usuario tiene derecho, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir sus datos.

Política de privacidadAviso Legal.

    

¿Quién soy?

mami rebelde

Soy Mami Rebelde y tengo 36 años.

Soy mamá de una niña de 4 años, que a veces se convierte en una pequeña dictadora de mucho cuidado y otras es increíblemente maravillosa.

No soporto las injusticias ni los estereotipos, tampoco el postureo y mucho menos el victimismo como llamada de atención.

Con opinión propia y puede que a veces políticamente incorrecta, pero siempre clara y sincera.

Me encanta el sonido del mar, el olor a tierra mojada, las risas, el sol, la música bien alta, bailar como si nadie me viera, viajar, las charlas interminables con amigas y quedarme embobada viendo la sonrisa de mi hija.

“No te digo que será fácil, solo que merecerá la pena”