no he sabido quererme bien
Maternidad

No he sabido quererme bien

¿No os ha pasado alguna vez que os dan ganas de coger a vuestros hijos y aconsejarles sobre vuestros errores para poder ahorrárselos? Pues a mí sí. Supongo que es una manera de que no repita mis equivocaciones más dolorosas, aquellas que me han pasado factura y que han condicionado mucho mi vida.

La verdad es que le daría muchos, muchísimos consejos que le facilitaran esta locura que es la vida, pero pensándolo bien, mejor no hacerlo. No, porque no me gustaría ser ese tipo de madre que aconseja sobre prácticamente todo sin que le pidan su opinión y porque considero que uno como aprende es equivocándose, y aunque duela, a veces necesitas caerte para aprender a levantarte.

Pero si sólo pudiera darle un consejo, sólo uno… sin duda, le diría que se quisiera, siempre, con todo lo que ello conlleva (qué importante es el amor propio).

no he sabido quererme bien

Falta de amor propio

Éste ha sido uno de mis grandes errores. No he sabido quererme bien y esto se ha traducido en muchas ocasiones en un sufrimiento innecesario.

La verdad es que este rasgo tiene un aspecto positivo, el paso del tiempo le beneficia y aprendes a base de decepciones, palos, detalles feos. Sí, suena duro, y lo es, pero consigues aprender a quererte y a que no te importe la opinión de los demás..

no he sabido quererme bien

Es tan importante quererse a sí mismo… y yo no he sabido quererme bien, lo que me ha llevado a vivir situaciones nada agradables.

He estado varios años con una pareja que me despreciaba, insultaba, era infiel… vamos, una relación condenada al fracaso desde que comenzaron las primeras faltas de respeto. Incluso llegué a cambiar mi forma de vestir porque no era la apropiada, según él. ¿Y por qué estuve con alguien así? ¿por qué lo toleraba? porque no he sabido quererme bien y consiguió que creyese que me merecía ese trato.

He tratado de aparentar que era feliz cuando no lo era con tal de que me aceptaran cuando era yo la que tenía que aceptar mi ansiedad, asumir mis defectos y no esconderlos. Esto ha hecho que mi ansiedad aumentase al no afrontar la realidad. Hice cosas que realmente no quería por miedo a que no gustara como era y quedarme sola y llegué a odiar como era. ¿Por qué hacía esto? porque no he sabido quererme bien como para tener claro que a quien no le gustase como era ya se podía ir por donde había venido. No hay que encajar a toda costa. En cuanto a la amistad, más vale calidad que cantidad.

He consentido que una persona muy cercana a mí, por la que me he ido dejando la piel en el camino, dando todo lo que tenía, estando para lo que necesitara, cuidando de sus hijas como si fuesen mías, incluso enfrentándome a quien le hiciera daño, me haya tratado con feos detalles, un continuo desagradecimiento, movida por interés, críticas y un sin fin de reproches y egoísmo. ¿Y todo esto por qué? Por lo mismo. Si hubiese sabido quererme bien hubiese puesto límites a esta relación tan tóxica y me hubiese alejado hace ya mucho tiempo.

no he sabido quererme bien

He dejado que las opiniones sobre mí me hayan condicionado bastante, creándome un montón de complejos físicos, generándome una coraza para no mostrar mis sentimientos y esconder mi verdadera personalidad, llegando a pensar que mostrarlos significaban debilidad.

No, no he sabido quererme bien y eso se ha traducido en una inseguridad que a día de hoy da algún que otro coletazo, a querer encajar a toda costa aceptando comportamientos que son intolerables (vengan de quien vengan), a no ser como yo soy aunque no le guste a todo el mundo, a preocuparme demasiado por lo que opinen los demás de mí, a no creer en mi potencial, a ser mi peor enemiga siendo súper crítica con mis errores, a creerme todas las críticas que hacían sobre mí impidiéndome lograr lo que quería… Y, ESTO, ES UN GRAVE ERROR.

Así que éste es el mejor consejo que le puedo dar a mi hija, que tenga amor propio, que se quiera y acepte tal y como es, tanto física como psicológicamente. Lo demás se lleva mucho mejor si puedes contar contigo misma, al fin y al cabo es con quien pasarás el resto de tu vida.

3 thoughts on “No he sabido quererme bien

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top