¿Por qué no podemos quejarnos de la maternidad?

¿Por qué no podemos quejarnos de la maternidad?

19/01/2018 4 Por Mami Rebelde

Hoy en día, vivimos en un mundo donde la imagen y la apariencia tienen una excesiva importancia. Parece que tenemos que demostrar a los demás que todo nos va de maravilla aún cuando no sea cierto, y más aún con la llegada de las redes sociales. Esto ocurre con mayor prominencia si hablamos de la maternidad, pero ¿por qué las madres no podemos quejarnos de la maternidad? ¿por qué no?

 

¿Por qué no podemos quejarnos de la maternidad?

 

¿Acaso no nos quejamos en ocasiones de nuestra pareja? ¿O de nuestra trabajo? En innumerables ocasiones. Y no por ello queremos decir nada.  Son momentos puntuales donde algo nos desespera, enfada, sobrepasa. Nada más. No por ello vas a dejarlo con tu pareja ni mucho menos te arrepientes de que lo sea, ¿verdad?. Pues con la maternidad pasa exactamente lo mismo. Así que ¿por qué no podemos quejarnos de la maternidad? ¿Por qué se nos juzga si lo hacemos?.

 

¿Por qué no podemos quejarnos de la maternidad?

 

Las cosas no son blancas o negras. Hay grises y muchas tonalidades. No podemos dar solo una imagen o versión de lo que es ser madres, porque no sería real. Al igual que se cuenta que es maravilloso se debe poder decir que a veces nos sobrepasa. Porque esa es la realidad. Somos personas. Y las cosas hay que contarlas cómo son.

 

Yo podría contar todo lo bueno que me ha aportado la maternidad, que hasta me faltarían caracteres para contar que mi hija es lo mejor que me ha pasado en la vida, que la amo con locura, que mataría por ella, que no sé cómo he podido vivir todos estos años sin ella… pero si solo contase eso, estaría faltando a la verdad.

Y me niego a contribuir con esa imagen idílica y maravillosa de la maternidad en la que se critica a las madres que no tienen una sonrisa permanente ni están felices y encantadas las 24 horas del día.

 

¿Por qué no podemos quejarnos de la maternidad?

 

La maternidad tiene momentos difíciles, duros, desesperantes, y contarlos no nos hace peores madres, ni quiere decir que esta experiencia nos haya desencantado ni mucho menos que nos arrepintamos. Pero WTF!! ¿Por qué no podemos quejarnos de la maternidad y debemos seguir con esa imagen idílica que no es real?. Dejémonos de tanto postureo!!

Una madre puede y debe quejarse de la maternidad si así lo siente sin que nadie la juzgue ni la critique y mucho menos debe justificarse ante nadie. Basta ya de prejuicios y estupideces!!