echo de menos mi vida anterior

Quiero recuperar mi vida antes de ser madre

A veces, más de las que me gustaría, echo de menos mi vida anterior, antes de embarcarme en la aventura de la maternidad. Lo reconozco.

 

No sé si es debido a que tuve una sobrina que fue maravillosa. Una niña tranquila, sonriente, dormilona, que no tuvo ni una sola pataleta, súper obediente, cariñosa… vamos, el bebé soñado por todas las madres. Tampoco ayudó para nada la maldita depresión postparto ni que mi pequeña dictadora fuese de alta demanda. Sea por lo que fuere, la maternidad no es lo que yo imaginaba, es mucho más duro.

 

Echo de menos mi vida anterior

 

Y en los momentos en los que me veo superada por la situación, cuando todo me sobrepasa, mi paciencia se termina y lloro dudando de mi capacidad como madre, echo de menos mi vida anterior y aparece el maldito sentimiento de culpa sintiéndome una madre horrible por pensar que “¿Quién me mandaría a mi tener hijos con lo bien que estaba?” “¡¡Quiero volver a mi vida anterior!!”

 

Echo de menos mi vida anterior

 

Echo de menos mi vida anterior sin tanta responsabilidad, sin tanta presión por si lo estaré haciendo bien, sin tantas llamadas de atención, sin tanta prisa por seguir ciertos horarios, sin hacer malabarismos con las comidas para que coma equilibrado y sano, sin gritos, sin tener que buscar excusas para poder estar en el baño tranquila, sin tener que tener mil ojos, sin tener que repetir casi todo mil veces, sin tener que estar detrás para que me hagan caso, sin tener que aguantar rabietas, sin tener ese sentimiento de culpa por dedicarme tiempo para mi, sin tener que cuidar lo que hago porque sirve de ejemplo, sin tener que renunciar económicamente a muchas cosas, sin tener tanto miedo ni preocupaciones, sin tanto sueño, sin buscar otro tipo de viajes y planes a los que realmente me gustaría hacer, sin prácticamente ninguna pelea conyugal, sin mirar el reloj, sin tantos complejos por mi físico, sin caprichos, sin tanto cansancio acumulado, sin gente juzgando mi manera de actuar, sin tantos opinólogos, sin parques, sin que se me señale en una entrevista de trabajo por el mero hecho de ser madre…

 

Echo de menos mi vida anterior

 

Si, se supone que yo escogí el momento para ser madre, que sabía lo que suponía. Sí, así fue, pero no puedo evitar echar de menos mi vida anterior.

Eso no quiere decir, ni mucho menos, que no volviese a tener a mi hija porque la adoro y quiero POR ENCIMA DE TODO, incluso de mi misma, y no concibo mi vida sin ella pero a veces anhelo lo que he perdido, ¡paradojas de esta mami rebelde!

 

6 comentarios en “Quiero recuperar mi vida antes de ser madre

  1. Ay yo no!!!!
    Mi vida mola más ahora jaja.
    Antes solo íbamos de vacaciones a esquiar (Con lo que me gusta la playa) y no íbamos a parques o sitios de esos de ocio que tanto gustan a los niños ( y a mi) y mucho menos a la playa. Yo trabajaba más que ahora, disfrutaba menos de la vida, y la verdad, no hay nada que haya dejado de hacer, más bien al revés y ahora hago muchas más cosas así que por mí, que me dejen como estoy 😉

  2. Aunque intentemos evitarlo siempre nos creamos espectativas y frustra muchísimo. A mi me paso al revés que a ti con tu sobrina, mis experiencias con bebés fueron con niños complicados (uno no quería brazos nunca,ni dormir, ni teta, otra con aplv y llorona a rabiar dia y noche…) Y ahora (de momento…) la mia no tiene nada que ver. Claro que hay veces que piensas y dudas si lo haces bien y es una mierda el sentimiento de culpa solo por prestarse atención a una misma… De eso a mi si que no me aviso nadie, todos te dicen “no volverás a dormir” o “olvidate de viajes y caprichos”, pero la parte realmente dura (que para mí es de lo que tu escribes en este post) no te habla nadie

  3. Totalmente de acuerdo contigo. Yo adoro a Carlota, ya lo sabes. La quiero con locura y no concibo mi vida sin ella. Pero reconozco que tengo momentos en los que pienso… aixxx, quiero tiempo para mi. Quiero estar tumbada sin hacer nada más que ver la tele, jugar con la consola o leer un libro. Quiero comprarme caprichitos. Ser más egoista. O dejar de preguntarme si lo hago bien.
    Pero también tengo momentos, con ella, que no cambio por nada del mundo. Nuestra complicidad es única.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre Protección de Datos:
Responsable - Cristina Rodríguez.
Finalidad - Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. No usaré el mail para ningún tipo de fines comerciales ni publicitarios.
Legitimación- Consentimiento del interesado.
Destinatarios - No se cederán datos a terceros.
Derechos - El usuario tiene derecho, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir sus datos.

Política de privacidadAviso Legal.