Ser madre y ciega

Ser madre y ciega

30/07/2017 14 Por Mami Rebelde

Hay muchos tipos de madres y circunstancias y una de ellas que suscita, a partes iguales, curiosidad y admiración es cuando se es madre y ciega. No creo que pueda imaginarme realmente lo que implica pero sí me gustaría conocer de primera mano y de manera sincera, sin edulcorar, cómo es esa experiencia. La gente no sabe cómo comportarse y no habla claro ni trata con naturalidad a una persona que es ciega y me niego a ser así con alguien que es como yo y es que, ¿quién no tiene algo diferente al resto?.

 

madre y ciega

 

Tengo la oportunidad de hablar con Nuria del blog The Vikings Mamá,  madre y ciega, con un vikingo llamado Eric de 32 meses, así que tengo que aprovechar la ocasión para tratar el tema de primera mano, a pecho descubierto, tal cual es.

 

madre y ciega

¿Cómo es eso de ser madre y ciega?

Poder se puede, ¡yo lo soy! y conozco a muchas otras madres y ciegas, y con otras discapacidades. De hecho, ¡sorpresa sorpresa! se puede hasta ser padres, ambos con discapacidad!!! Y se nos da genial 😉

 

¿Cómo te las apañas a la hora de vigilarle en el parque, darle de comer… vamos, a la hora de criarle?

Pues para darle de comer sencillo, tocando. Una vez te han enseñado como se prepara un biberón es de lo más fácil. Papillas no comió muchas pero las que comió… compramos una cuchara biberón para dárselas. Bueno, el éxito del asunto dependía del día, algunos sólo se manchaba un poco el babero y la cara y otros se manchaba hasta la pared así que… En realidad, me parece que tampoco nada muy distinto a lo que le pasa a muchos padres sin ceguera ¿verdad? 😉

Y desde que dejó las papillas, ya pasamos a los trocitos y a que él solito quisiera comer así que… como cualquier otra familia que practica BLW, intentar tomárnoslo con calma, dejarle experimentar y lavar mucha ropa. Y pedir ayuda cuando lo consideraba en tema manchas para que me dijeran mis padres si habíamos limpiado bien o no y siempre nuestros queridos perros guía dispuestos a ayudarnos a hacer de aspiradores peludas.

En el tema parque, no voy a no ser que me acompañe alguien con ojitos funcionales o que haya alguien a quien yo conozca en el parque. Aparte de eso, me paso cada dos por tres preguntando por mi peque o llamándole y por supuesto con una oreja y media siempre puesta en tratar de escuchar por dónde anda y qué hace.

 

¿Te planteaste la posibilidad de que tu hijo naciese con ceguera?

Sí, y por eso, antes de ponernos a buscar hijos, fui a un genetista a ver si después de tantos años, había avanzado suficiente la genética para saber por qué nací yo con esta ceguera y si era hereditaria. Pero en resumen, siguen sin saber el por qué y si se puede heredar, me dijeron que había ínfimas posibilidades en mi caso particular de que se heredara, así que después de meses de hablarlo con mi marido y pensarlo y repensarlo, decidimos arriesgarnos.

 

¿Te molesta que se sea condencesdiente y que se midan las palabras al hablar contigo?

Sí, y mucho ya que por desconocimiento, hacen que me sienta diferente y, por miedo precisamente a no ofender o a lo que sea, al final acaben por evitarme o por no acercarse. Estoy harta de que me vean diferente y que me hagan sentir como tal. Soy madre y ciega y, por tanto, a mí me va a ser mucho más difícil acercarme al resto, más que nada porque visualmente no sé si están por ahí las madres que conozco o sus niños que van con el mío a clase y contando además que no soy especialmente extrovertida, pues al final… casi siempre se acaban haciendo grupitos y yo quedo un poco a mi bola y me da muchísima pena.

 

Y… ¿tu hijo cómo lleva que no puedas ver? ¿Te toma el pelo?

De momento no, es muy pequeñito y por lo pronto lo que sí hace es ayudarnos y mucho. Es un amor. Me han dicho otras parejas que cuando son algo más mayores sí que lo hacen pero.. ¡vaya! creo que todos los niños intentan tomar el pelo a sus padres y cada uno aprovecha los puntos débiles de los adultos así que… cuando llegue, nos lo tomaremos con humor.

 

Por último, para conocerte un poco más, ¿por qué motivo creaste tu blog?

Por tres motivos en realidad:

  1. Me apetecía contar mis experiencias desde el punto de vista de la maternidad como madre y ciega.
  2. Para ayudar a otras parejas ciegas o a cualquier persona con alguna discapacidad, que vean que se puede ser igualmente ser padres independientemente de nuestra discapacidad.
  3. Para visibilizar nuestra situación, para que veáis que aunque quizá nos enfrentemos a algunas situaciones de la vida con herramientas y estrategias diferentes, todos estamos en el mismo barco de la p/maternidad. En realidad, en general por lo pronto no siento que hubiera mucha diferencia en mi vida sin ser ciega en cuanto a la crianza de mi pequeño y me refiero a efectos prácticos, la única complicación que siento hasta el momento es el tema parque. Otra cosa muy distinta es como me siento emocionalmente por no poder ver la carita de mi hijo, ver como me mira, ver como juega, sus fotos, sus festivales en la guardería, etc. Pero trato de no darle muchas vueltas, y sobre todo de disfrutarlo con el resto de mis sentidos.

 

Pese a que no le guste, tengo que exponer mi agradecimiento y admiración a Nuria, pero no de manera especial, si no como a cualquier persona que tiene algo digno de admiración. Y es su manera de tratar el tema, su forma de ser y naturalidad. Y agradecer que comparta conmigo su parte más íntima.