Sobreexposición de los menores en redes sociales

Sobreexposición de los menores en redes sociales

En plena era digital hay muchos padres que piensan que nuestros hijos son eso, “nuestros“, y por ende, pueden publicar lo que quieran sobre ellos sin pensar en la sobreexposición de los menores en redes sociales.

Aquí ya empezamos mal porque los hijos no son una propiedad, no son “nuestros”, son personas y como tal tienen derechos como el derecho a la intimidad y propia imagen, el cual vulneramos con nuestras publicaciones sobre ellos.

 

Sobreexposición de los menores en redes sociales

 

El problema radica en que la sociedad actual se ha creado la necesidad o moda de mostrar todo lo que hacemos, incluyendo situaciones familiares íntimas que no deberíamos exponer y menos en redes sociales, donde todo se banaliza y las imágenes que se publican son para siempre y para todos.

 

Por esta necesidad o moda, muchos padres están creando una auténtica biografía digital de sus hijos con la consecuente sobreexposición de los menores en las redes sociales, sin el consentimiento de los protagonistas. Se comparten desde las primeras ecografías hasta cada mínimo avance que realiza el menor. Y en muchas ocasiones se intenta aprovechar la situación para rentabilizar, comercializar y usar a los menores a través de blogs que giran en torno a imágenes de ellos, cuentas de Instagram con publicidad y menores incluidos, etc. WTF!! ¡Qué son vuestros propios hijos!!! ¡Qué poca vergüenza! Al publicar os exponéis a que los demás critiquen u opinen sobre vuestros hijos. Así es. Ellos no tienen la culpa de la falta de ego de sus padres!!

 

Sobreexposición de los menores en redes sociales

 

Los padres somos los responsables de proteger la imagen de nuestros hijos. Es entendible que alguna vez queramos mostrar con orgullo una imagen de nuestros hijos, siempre con medida y sentido común, teniendo mucho cuidado con cómo es la foto para evitar que se muestren detalles personales del menor. Pero de ahí a publicar un sinfín de fotos… eso se llama sobreexposición de los menores en redes sociales.

 

Sobreexposición de los menores en redes sociales

Consecuencias de la sobreexposición de los menores en redes sociales:

  • Normalizamos esta conducta por lo que en un futuro nos será más difícil pedirles que no envíen fotos por internet para evitar futuros peligros. Hay que predicar con el ejemplo.
  • Perdemos el control de las fotos y no sabemos donde acaban ni en manos de quien y hoy en día hay muchos programas de retoque de imágenes y, lo que para nosotros, los padres, es un momento lleno de ternura y dulzura, para los depravados no… ¡¡solo de pensarlo me dan ganas de vomitar!!
  • Desconocemos si de mayores les gustará haber perdido su anonimato e intimidad, atentando contra su reputación en ocasiones.
  • Damos armas a otros niños para el ciberbullying, en caso de niños más mayores.
  • Seguimos fomentando la moda del postureo de a ver quien lleva una vida más idílica en redes sociales, esperando que nos digan que nuestros hijos son ideales para engrosar nuestro ego, patético.

 

La intimidad e imagen de nuestros hijos SOLO les pertenece a ellos por lo que no debemos sobreexponerlos en redes y mucho menos sacar provecho de ello. Hay que ser consecuentes con nuestros actos y más si atañan a menores, por mucho que sean “nuestros” hijos. Sentido común, ¡por favor!

 

14 comentarios sobre “Sobreexposición de los menores en redes sociales

  1. La verdad es que últimamente el aumento en el uso de redes sociales hace que todos en mayor o menor medida mostremos partes o parcelas de nuestra vida. Aunque en ocasiones no mostremos la imagen de nuestros hijos en redes abiertas la mayoría solemos compartir alguna imagen en nuestras redes personales donde en principio solo tenemos amigos y conocidos pero que de alguna manera Los exponemos y efectivamente sin su consentimiento. Pero yo creo que los vemos tan Monos y nos tienen tan locas que es inevitable compartir algún momento de ellos.
    Mi marido en este tema es muy estricto no quiere que publique muchas fotos de ellos, en el blog y redes de éste no me deja mostrar sus caras y tampoco les gusta mucho que hable de ellos yo no soy tan extrema en esto.

  2. Yo sí publico fotos de la peque. Pero pienso que con cabeza y sabiendo lo que te puedes encontrar no hay mayor problema. Eso sí, tengo claro que fotos de otros niños, sin el permiso explícito de los padres no las cuelgo.

  3. Es un tema personal en el que cada uno debe pensar bien las cosas. En cuanto a los depravados por desgracia están por todas partes, nadie te dice que no le estén fotografiando en cualquier otro lado. Eso si, no me gustan las fotos en bañeras, orinales, o demás y por tanto yo no las publico.

  4. Ya sabes que yo estoy completamente de acuerdo con esto!! Mi post más leído en el blog habla precisamente de esto y es que de mi hijo pequeño no hay ni una sola foto, y de la mayor, que ya tiene sus propias redes sociales (cumple 16 años en septiembre) solo tengo fotos que ella me ha autorizado. Respeto a la gente que no piense igual, pero yo prefiero no pulicar sus caras, ni depende qué situaciones. Y si tengo menos seguidores por eso, me da igual!! Buen post!!

  5. Yo publico fotos mis hijas y mias en las RRSS y comparto muchas partes de mi maternidad. La mayor fue la que me impulsó a crear el blog, necesitaba explicar y mostrar como me sentía y lo que me pasaba. Creo que si lo haces con consciencia y coherencia, no será un problema. Quizás si el alcance fuese mayor, actuaría de otra forma.

  6. muy de acuerdo, yo no publico fotos de mis hijos. Me hice una cuenta personal para ver que subía uno de ellos y le he cogido el gusto, pero siempre subo paisajes o gente de espaldas. Todo lo que publiquemos queda ahí y nosotros no podemos decidir por nuestros hijos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre Protección de Datos:
Responsable - Cristina Rodríguez.
Finalidad - Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. No usaré el mail para ningún tipo de fines comerciales ni publicitarios.
Legitimación- Consentimiento del interesado.
Destinatarios - No se cederán datos a terceros.
Derechos - El usuario tiene derecho, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir sus datos.

Política de privacidadAviso Legal.